Salud

Los efectos de la inhalación de vapores de Clorox

Escrito por michael david velardo | Traducido por paula santa cruz
Los efectos de la inhalación de vapores de Clorox

Los limpiadores con cloro, como el Clorox, pueden producir vapores tóxicos.

bottles of cleaning product. bleach. disinfectant. image by L. Shat from Fotolia.com

La inhalación de vapores de Clorox es algo que nadie haría adrede. Sin embargo, hay situaciones en las que olerás estos vapores químicos. Las exposiciones breves no causan daño, sin embargo, el producto debe ser utilizado con precaución. Inhalar vapores de Clorox puede producir problemas físicos.

Otras personas están leyendo

¿Qué es el Clorox?

Clorox es el nombre comercial que la compañía utiliza para identificar sus productos. El nombre común del Clorox es blanqueador o lavandina, y su nombre químico es hipoclorito de sodio. El Clorox es un blanqueador que contiene entre un 3% y un 6% de hipoclorito de sodio, el ingrediente activo de la lavandina. La lavandina es el desinfectante más ampliamente difundido en el mundo, según Facts About Bleach (Datos Sobre el Blanqueador), un sitio web publicado por The Clorox Company. Su uso en todo el mundo como desinfectante ha contribuido significativamente a la reducción de gérmenes en los hospitales, hogares y otros hábitats.

¿Cómo se fabrica la lavandina?

El hipoclorito de sodio es color verde pálido. También es conocido como blanqueador sódico o blanqueador líquido. Químicamente, se representa como NaOCl. El hipoclorito de sodio se hace con soda cáustica, o hidróxido de sodio, representado como NaOH. El hidróxido de sodio es una sustancia muy corrosiva y produce quemaduras graves en la piel. La lavandina se procesa usando hidróxido de sodio y cloro líquido o gaseoso, en una reacción. Cuando se enfría, la lavandina forma el hipoclorito de sodio, el líquido presente en el Clorox. La lavandina viene en diferentes estados como sólido o líquido dependiendo de sus usos.

Usos del Clorox

El Clorox, o lavandina, tiene varias aplicaciones en nuestras vidas. Algunas de las más comunes son: desinfección, saneamiento, control de los olores, clorinación del agua de bebida y las piletas, limpieza de ropas y control de las bacterias. La lavandina es utilizada en todo el mundo y es valorada por sus propiedades antibacterianas y antivirales. Las instituciones como los hospitales y los asilos confían en la lavandina para desinfectar sus instalaciones, y es utilizada extensivamente en los restaurantes para desinfectar los utensilios y el equipo para preparar los alimentos.

Peligros de la inhalación de los vapores de Clorox

La inhalación ocasional y breve de vapores de Clorox normalmente no ocasiona ningún problema. Sin embargo, como el hipoclorito de sodio es un agente oxidante y contiene cloro, puede producir irritación en las vías aéreas, así como también quemaduras en la piel. La ficha técnica de datos sobre la seguridad de los materiales de la compañía que fabrica el Clorox advierte: "CORROSIVO para los ojos. Puede causar irritación grave o daño en los ojos y la piel. Es dañino si se ingiere; puede causar náuseas, vómitos y sensación de ardor en la boca y la garganta. Las siguientes patologías pueden ser agravadas por la exposición a altas concentraciones de vapores o vahos: enfermedades cardíacas, problemas respiratorios crónicos como el asma, la bronquitis crónica y la enfermedad obstructiva pulmonar. Algunos informes clínicos sugieren un bajo potencial de sensibilización de la piel ante la exposición exagerada al hipoclorito de sodio, particularmente sobre la piel dañada o irritada. No se esperan reacciones adversas con el uso recomendado".

Otras advertencias

Nunca mezcles lavandina con ácidos, o químicos derivados del amoníaco como las aminas. Puede producirse un gas muy peligroso que puede ser mortal. No deseches lavandina indiscriminadamente, ya que se sabe que puede causar combustión espontánea cuando se combina con madera, harapos y otros materiales. Cuando estés trabajando con lavandina debes tener ventilación adecuada, usar ropas protectoras por si ocurren salpicaduras y usar guantes si vas a manipular el líquido. En caso de salpicaduras, puedes neutralizar la lavandina con sulfuro de sodio, sulfito de sodio o solución de sodio. Si el líquido entra en contacto con tus manos o tus ojos, enjuaga con abundante agua.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media