DESCUBRIR
×

Efectos de la natacion en el cabello y la piel

Actualizado 23 marzo, 2017

Nadar en piscinas de manera frecuente tiene efectos evidentes en tu piel y cabello. La mayoría de las piscinas contienen cloro, un elemento gaseoso que ayuda a mantenerlas libres de bacterias y desechos. El cloro puro es altamente tóxico y cáustico. Aunque esta sustancia en una piscina bien mantenida puede hacer que tus ojos te ardan y se irriten, no es suficiente para dañarte seriamente. No obstante, antes y después de nadar, puedes realizar algunos pasos para proteger tu piel y cabello, especialmente si nadas con frecuencia.

Swimming pool and pool house image by Jim Mills from Fotolia.com

Cabello seco

El cloro reseca mucho la piel y el cabello. Cuando el cabello se moja con agua clorada, el tallo piloso absorbe el cloro, que le quita su lubricación natural, llamada sebo. Si nadas frecuentemente, la sequedad repetida puede causar que las cutículas protectoras del cabello se agrieten, lo que lleva a que las puntas se abran y el pelo se vuelva quebradizo.

Protege tu cabello antes de nadar mojándolo primero con agua limpia, que se impregna en el tallo piloso y lo protege de la absorción de cloro. También puedes cubrir tu cabello y cuero cabelludo con un acondicionador o aceite. Una gorra de natación ofrece alguna protección del agua clorada, además de mantener el cabello largo despejado mientras nadas. Lava tu cabello inmediatamente después de nadar para quitar la mayor cantidad de cloro posible.

Piel seca

Nadar en una piscina clorada puede resecar tu piel y hacer que se sienta tirante y pique, dado que el cloro le quita a la piel sus aceites naturales. Las personas con piel sensible también pueden tener irritación o un sarpullido por los efectos secantes de la piscina. El cloro también puede agravar las afecciones de la piel como el eczema. Protege tu piel aplicando aceite o loción antes de nadar. Muchos protectores solares contienen aceites que protegen tu piel del agua, especialmente los protectores a prueba de agua formulados para la natación o la actividad física intensa. Luego de nadar, enjuaga o lava el cloro de la piel lo antes posible, y usa loción o aceite para rehidratarla. Mantenerte hidratado tomando agua antes y después de nadar, también ayuda a proteger tu piel.

Cabello verde

El cabello que toma un tono verdoso a causa de nadar en piscinas cloradas es un fenómeno común, especialmente en las persona rubias y con cabellos claros. El color no es producido por el cloro en sí mismo, sino por su interacción con el cobre y otros metales de las tuberías. El cloro hace que pequeñas cantidades de metales entren en el agua y tiñan el cabello. Una vez que tu cabello se ha vuelto verde por nadar, un champú especial para nadadores puede ayudarte a quitar ese tono. Proteger tu cabello antes de nadar también ayuda a prevenir que se vuelva verdoso.