Los efectos negativos de los psicofármacos

Escrito por lynda lampert | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los efectos negativos de los psicofármacos
Algunos psicofármacos pueden producir efectos secundarios adversos. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Vivir con un trastorno de salud mental no es algo fácil, y puede volverse más difícil debido a los efectos secundarios de muchos psicofármacos. Hay muchos de estos efectos que producen las drogas psiquiátricas que, en un comienzo, parecen horrorosos. Algunos de ellos desaparecen al cabo de unas semanas. Algunos son poco frecuentes. Si tienes dudas, consulta con tu médico, pero no dejes de tomar la medicación.

Otras personas están leyendo

Ezquizofrenia

Los esquizofrénicos toman medicamentos llamados antipsicóticos. Estos se dividen en tipos típicos y atípicos. Todos los antipsicóticos suelen provocar adormecimiento, mareos, visión borrosa, frecuencia cardíaca rápida, sensibilidad al sol y problemas menstruales. Los antipsicóticos típicos, como la clorpromazina y el haroperidol, pueden causar un trastorno del movimiento denominado discinesia tardía. Esto se produce cuando un paciente no puede controlar los movimientos de su boca. Los antipsicóticos atípicos, como la olanzapina y la quetiapina, pueden generar aumento de peso, diabetes y colesterol alto.

Depresión

Los medicamentos que se usan para tratar la depresión son inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), inhibitores de la recaptación de la serotonina y la norepinefrina (IRSN), tricícilicos e inhibidores de la monoamino oxidasa (TIMO). Los ISRS y IRSN suelen causar agitación, una reducción en la capacidad para disfrutar del sexo, trastornos del sueño y dolores de cabeza. Las etiquetas de estas drogas también advierten acerca de un incremento en los pensamientos suicidas. Los antidepresivos tricíclicos pueden provocar problemas en la vejiga. Los TIMO no deben tomarse junto con tiramina, que se encuentra en muchos remedios y alimentos, porque podría provocar un peligroso pico de alta presión.

Trastorno bipolar

Los antipsicóticos que se emplean para tratar la esquizofrenia y algunos antidepresivos también se emplean para tratar el trastorno bipolar. Se ha estado empleando en gran medida el litio para tratar el trastorno bipolar. El litio puede provocar alucinaciones, lipotimias, sed excesiva, micción frecuente, ataques y arrastrar las palabras, entre otros efectos adversos. Es posible tener una sobredosis de litio. También se utilizan estabilizadores del estado de ánimo como el ácido valproico y la lamotrigina para tratar trastornos bipolares. El ácido valproico puede dañar el hígado y el páncreas y puede generar el síndrome poliquístico ovárico en pacientes femeninas. La lamotrigina puede producir un eritema grave, que pone en peligro la vida. Otros estabilizadores del estado del ánimo pueden provocar un incremento en los pensamientos suicidas.

Ansiedad

Generalmente se emplean antidepresivos para tratar los trastornos de ansiedad, al igual que las benzodiazepinas. Algunos efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, adormecimiento, molestias estomacales y visión borrosa. Una clase de droga conocida como betabloqueante también se usa para tratar los trastornos de ansiedad. Se han informado como efectos adversos de estas drogas: fatiga, mareos y debilidad. También pueden ser perjudiciales para personas que sufren de diabetes y asma.

Trastorno del déficit de atención/hiperactividad

Se emplean estimulantes tales como metilfenidato y anfetamina para tratar el trastorno de déficit de atención/hiperactividad (TDAH). Algunos de los efectos secundarios más comunes de estos remedios son disminución del apetito, sueño, dolor de estómago y de cabeza. Ocasionalmente, los niños tendrán tics, o movimientos repentinos y repetitivos. También pueden desarrollar cambios de personalidad que sean más robóticos. Otros efectos adversos raros incluyen un riesgo levemente más elevado de tener un infarto, un ACV y muerte súbita, según la guía de medicación para el paciente de la Administración de alimentos y drogas de Estados Unidos. También hay riesgo de padecer alucinaciones y de oír voces, pero estos efectos secundarios son poco frecuentes.

Grupos especiales

La mayoría de estos medicamentos no han sido plenamente probados en niños, de manera que no hay muchos estudios sobre cómo afectan su fisiología propia. Los antidepresivos y los remedios para el TDAH advierten específicamente acerca de los efectos sobre los menores. Las personas mayores corren el riesgo de que estas drogas interactúen de manera adversa con otros remedios.

Muchas de estas drogas pueden ser riesgosas si se las toma durante el embarazo. Se ha demostrado que muchas de ellas atraviesan la barrera placentaria y no se las debe emplear en el tercer trimestre. Las benzodiazepinas, los antipsicóticos y el litio han demostrado que causan defectos de nacimiento. Hay estudios pendientes sobre otras medicaciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles