Efectos nocivos de la exposición a vibraciones de baja frecuencia apenas audibles

Escrito por percila jackson | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Efectos nocivos de la exposición a vibraciones de baja frecuencia apenas audibles
Una exposición prolongada a vibraciones de baja frecuencia puede causar dolores de cabeza, náuseas y depresión. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Las vibraciones de baja frecuencia apenas audibles son unos sonidos casi silenciosos que se crean cuando el aire vibra. Las estructuras sensoriales o células ubicadas en el oído interno son sensibles al infrasonido y son estimuladas por sonidos de frecuencia baja que son casi inaudibles. Algunos de los efectos nocivos de este tipo de vibraciones son un sueño interrumpido, irritación, dolencias mentales y disminución de la productividad.

Otras personas están leyendo

Interrupción del sueño

Una exposición prolongada a un ruido de baja frecuencia dentro de la casa puede causar interrupciones del sueño en las personas. Cuando estas vibraciones entran, causan resonaciones, vibraciones y ruidos molestos. Las personas expuestas a esto pueden tratar de dormir en lugares donde el ruido es menos molesto, como dentro de un garaje o en una carpa afuera. Algunas personas vuelven a sus casas solamente durante las horas del día y algunas abandonan sus casas en conjunto.

Irritación

Las vibraciones de baja frecuencia son molestas incluso si son apenas audibles. El sonido causado por estas vibraciones puede describirse como rítmico, chillón, que golpea, un zumbido continuo y estruendoso. La exposición prolongada puede ser irritante y desconcertante, tanto que puede causar que algunas personas busquen atención médica.

Efectos mentales

La ansiedad, estrés y la depresión son algunos de los problemas psicológicos y mentales causados por el ruido de frecuencia baja. Los síntomas que las personas experimentan incluyen dolores de cabeza, estrés, acúfenos, mareos, fatiga, vértigo, visión borrosa, náuseas, taquicardia, problemas de concentración y memoria, e irritabilidad. Las personas también experimentan sensaciones de dolor o presión en el oído y períodos de ataque de pánico.

Disminución de la productividad

El ruido de baja frecuencia en interiores puede causar enfermedad, pérdida de la productividad y un incremento en la mortalidad. El ruido en interiores incrementa las probabilidades de enfermedades, efectos negativos en la salud, trastornos y perturbaciones en las personas. Este cambio lleva a una productividad reducida y pérdidas económicas potencialmente grandes. La exposición a ruidos largos de baja frecuencia también tiene un efecto perjudicial en el habla de los niños, el aprendizaje y el comportamiento social.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles