Los efectos de la pesca excesiva en el ecosistema

Escrito por russell huebsch | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los efectos de la pesca excesiva en el ecosistema
La pesca excesiva modifica la dinámica del ecosistema. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

La pesca en exceso afecta el equilibrio natural que han conseguido los ecosistemas en los miles de años de evolución. Esto podría conducir a más que sólo la pérdida de especies únicas, lo que puede poner en peligro a ecosistemas completos y permitir que se desarrollen organismos mucho más pequeños (como las bacterias).

Otras personas están leyendo

Historia

La pesca excesiva no es un problema reciente; según la Universidad de California en San Diego, ha estado cambiando los ecosistemas marinos desde el período colonial.

Identificación

La pesca en exceso suele perturbar la cadena alimenticia natural del sector pesquero debido a que los pescadores buscan las especies salvajes que están primeros en la cadena y luego van hacia abajo. Cuando desaparece un depredador superior, como el tiburón, los efectos repercuten en los animales que siguen en la cadena alimenticia y eso permite que surjan nuevas especies. Por lo general, estos nuevos depredadores, como los brotes de hongos, son dañinos y no los consumen la mayoría de las criaturas.

Período de tiempo

Un ecosistema puede experimentar el impacto de la pesca excesiva en tan sólo seis meses y no recuperarse. En 1967, las autoridades comenzaron a monitorear y proteger los arrecifes corales del noreste de Guam, pero desde el 2001 la población marina permanece más baja que los niveles de 1967.

Prevención/Solución

El biólogo Ransom Myers de la Universidad de Dalhousie dice que la sociedad debería parar de pescar depredadores superiores, comenzando por el gran tiburón blanco, si se quiere que los ecosistemas recuperen la totalidad de su fuerza. La ausencia casi por completo de tiburones blancos es probablemente la responsable de los niveles reducidos de mariscos y vieiras en la Costa Este de los Estados Unidos. El gran tiburón blanco suele alimentarse de rayas, el depredador natural de los peces de bajo nivel como las vieiras.

Efectos

Si continua el ritmo actual de pesca en exceso, muchos de los peces que la gente suele comer para obtener proteínas serán reemplazados por hongos y microorganismos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles