Los efectos positivos de un estilo de vida saludable y activo

Escrito por simon fuller | Traducido por gabriela nungaray
Los efectos positivos de un estilo de vida saludable y activo

Comer muchas frutas y verduras puede contribuir a un estilo de vida saludable.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

La mayoría de la gente reconoce que un estilo de vida saludable y activo es importante, pero lo que algunos no se dan cuenta es de los efectos de mantener una dieta equilibrada, mantener un bajo consumo de alcohol y hacer ejercicio físico regular. Los efectos positivos de un estilo de vida saludable no son sólo físicos, sino que también influyen en tu salud mental y ayudan a protegerte contra una serie de enfermedades graves y condiciones.

Otras personas están leyendo

Protege a los huesos y músculos

Tu cuerpo disminuye a medida que envejecemos, con rigidez de músculos y huesos resquebrajados. Sin embargo, un estilo de vida activo puede ayudar a reducir estos efectos negativos. Hacer ejercicio regularmente fortalece los músculos y los huesos, lo que reduce las posibilidades de una lesión como una fractura de cadera y en especial las mujeres, de desarrollar la osteoporosis, una enfermedad ósea. Los estudios han encontrado que si participas en un ejercicio aeróbico de intensidad moderada durante unas horas a la semana, tienes un menor riesgo de padecer artritis, de acuerdo con el sitio web Centers For Disease Control and Prevention.

Mejora el estado de ánimo

Cada vez que haces ejercicio liberas sustancias químicas que hacen que te sientas mejor, tanto mental como físicamente. Éstas incluyen las endorfinas, que son productos químicos para mejorar el estado de ánimo. Las personas que llevan estilos de vida activos y saludables también notarán un aumento en sus niveles de energía en el tiempo y deben desarrollar una mejor autoestima y confianza.

Control de peso

Tanto la dieta y el ejercicio se pueden utilizar para mantener un peso saludable. Para algunas personas, esto significa reducir la cantidad de bebidas azucaradas, el alcohol y la comida chatarra que consumen, mientras que otros tendrán que aumentar el nivel de ejercicio físico cada semana. Un estilo de vida activo quema más calorías, lo que resulta en que el cuerpo está convirtiendo menos calorías en grasas, por lo tanto aplazando el aumento de peso, mientras que comer y beber saludablemente controla tu consumo de calorías.

Protege el corazón

Un estilo de vida saludable prepara tu cuerpo contra las enfermedades cardiovasculares, como ataques al corazón y derrames cerebrales. El ejercicio físico de forma regular, por ejemplo, disminuye la presión arterial y mantiene tu cuerpo a niveles manejables de colesterol. Según el sitio web Centers For Disease Control and Prevention, participar en 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada cada semana reduce significativamente el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Protege contra el cáncer

Un estilo de vida saludable es importante en la lucha contra el cáncer. Ser activo y consumir muchas frutas y verduras contribuye en gran medida a reducir las probabilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Por ejemplo, una investigación del World Cancer Research Fund descubrió que el mantenimiento de un estilo de vida saludable puede prevenir enfermedades como el cáncer de estómago y la boca en el 39 por ciento de los casos, según lo informado por el sitio web de The Guardian en 2009.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media