Los efectos de respirar amoníaco de la orina de gato

Escrito por natasha gilani | Traducido por alejandra medina
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los efectos de respirar amoníaco de la orina de gato
Amoníaco en la orina de gato. (cat face image by Viktor Korpan from Fotolia.com)

El amoníaco es un compuesto de hidrógeno y nitrógeno, es incoloro y de olor acre. La orina de gato está compuesta de amoníaco, un subproducto del metabolismo, lo que le da ese característico olor fétido. Los gatos que padecen enfermedades renales a menudo tienen orina con un alto contenido de amoníaco. Los dueños de los gatos que están expuestos a grandes cantidades de orina de gato inhalan grandes cantidades de vapores de amoníaco. Éste reacciona con la humedad que hay en el tracto respiratorio, la cavidad oral, los ojos y la piel para producir hidróxido de amoníaco. Este compuesto en grandes cantidades causa la destrucción celular al romper los lípidos que hay en la membrana celular.

Otras personas están leyendo

Desmayo y vómito

La inhalación de grandes cantidades de amoníaco causa la quemadura inmediata de la garganta, el tracto respiratorio y la nariz. Cuando una persona está expuesta a grandes cantidades de amoníaco, puede comenzar a sentirse mareada y desmayarse. Los niveles mayores a 25ppm causan náusea y jaqueca. Respirar concentraciones mayores a 300ppm pueden llevar a la muerte. Sin embargo, el amoníaco en la orina de un gato normalmente permanece en niveles menores.

Irritación de ojos y piel

La exposición excesiva al amoníaco causa irritación en ojos y piel. La orina de gato se impregna en muebles, rodapiés, alfombras y otras áreas, y causa daños a la salud. Las personas con sistemas inmunes débiles, alergias, asma y otros problemas de salud, como migraña, son especialmente susceptibles a los riesgos asociados con la inhalación de amoníaco. Las concentraciones bajas de esta sustancia (50ppm) también causan irritación de ojos y piel. La exposición prolongada a una concentración mayor puede causar daño permanente o ceguera y quemaduras en la piel. Los niños son quienes corren más peligro de tener problemas en los ojos y en la piel por la inhalación de amoníaco debido a que la proporción de su cuerpo con la de su peso es menor comparada con los adultos.

Irritación de pulmones y bronquitis

La inhalación de orina de gato con alto contenido de amoníaco causa quemaduras en la tráquea, nariz y faringe, edema alveolar, edema bronquial y daño en las vías respiratorias, lo que causa mal funcionamiento o dificultades respiratorias. La inhalación continua de amoníaco causa adaptación olfativa y fatiga. La presencia de bajos niveles de amoníaco es difícil de detectar con precisión, lo que retrasa el cuidado médico hasta que se causan daños severos. La asfixia resulta por estar en áreas cerradas o en lugares con poca ventilación.

Inhalar pequeñas cantidades de amoníaco de la orina de gato causa tos, flema y causa la falta de aliento. Irrita las vías respiratorias, lo que provoca que una persona tenga dificultades para respirar. La tos con flemas es una indicación de infecciones respiratorias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles