Efectos secundarios de las coronas dentales y de una reconstrucción bucal completa

Escrito por amelia smith | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Efectos secundarios de las coronas dentales y de una reconstrucción bucal completa
La colocación de una corona dental y la reconstrucción de toda la boca requieren de múltiples visitas al dentista. (two dentist image by Andrey Kiselev from Fotolia.com)

Los dentistas utilizan coronas dentales y la reconstrucción de toda la boca para ayudar a los pacientes a quienes les faltan dientes o los tienen descoloridos debido enfermedades de las encías, caries, infección o lesión. Las cirugías dentales, tales como la colocación de la corona y los implantes son procesos costosos, con un precio que oscila desde alrededor de 1.100 dólares por corona a un máximo de 45.000 dólares o más para una restauración de toda la boca. De acuerdo con la Universidad de Columbia de Medicina Dental, el 90 por ciento de las cirugías de implantes dentales son exitosas.

Otras personas están leyendo

Sangrado, dolor y lesión del nervio

Una corona dental y la cirugía de reconstrucción de toda la boca, como cualquier tipo de cirugía, conllevan el riesgo de sangrado, indica la Universidad de Columbia de Medicina Dental. Los dentistas sin darse cuenta puede tocar el nervio maxilar durante estos procedimientos, dejándote con dolor y adormecimiento de los labios, la barbilla o la lengua que podría durar varios meses o quedar permanente.

Sensibilidad de los dientes

Una vez que la anestesia de tu procedimiento de la corona dental comienza a desaparecer, la corona del diente puede estar sensible o sentirse incómoda. Según la Clínica Cleveland, los dientes recién coronados son propensos a la sensibilidad al calor o al frío. Para combatir este efecto secundario, cepíllate los dientes con pasta de dientes diseñada para las personas con dientes sensibles. Si el diente duele al morder, visita a tu dentista para realizar un procedimiento sencillo de ajuste de la altura de la corona.

Caries e infección

Los dentistas utilizan cemento para sostener la corona dental en su lugar, pero el cemento puede aflojarse y lavarse por debajo de la corona. Una corona suelta permite que las bacterias se acumulen en el diente restante, en ocasiones causando la caries dental. Si tienes una corona suelta, tu dentista puede que tenga que volver a cementarla o adaptarte una nueva corona para prevenir la caries.

Durante todos los procedimientos de restauración bucal, las bacterias pueden infectar las encías alrededor de los implantes dentales, causando la enfermedad periodontal conocida como periimplantitis, de acuerdo con la Universidad de Columbia de Medicina Dental. Eventualmente, una infección de las encías no tratada causa la pérdida ósea y que el implante se debilite, requiriendo un tratamiento adicional.

Rotura

Los implantes dentales, tales como los utilizados en la reconstrucción de toda la boca, o coronas dentales se pueden romper, sobre todo si tu mordida está mal alineada. Además, si experimentas la pérdida de hueso en la mandíbula, los implantes pueden aflojarse, romperse o fracturarse, indica la Universidad de Columbia de Medicina Dental.

Reacción alérgica

En raras ocasiones, las personas que tienen coronas dentales o implantes que contienen metal pueden experimentar una reacción alérgica que causa problemas en el sistema inmunológico y el síndrome de fatiga crónica en los pacientes dentales, según la Fundación Cleveland Clinic.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles