Ejemplos de contratos legales

Escrito por john stevens | Traducido por david luchini
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejemplos de contratos legales
Aprende las funciones legales del cuasi-contrato, y los contratos unilateral y bilateral. (contract image by Valentin Mosichev from Fotolia.com)

Un contrato es un acuerdo que entra en vigor por la ley. Por lo tanto, se sigue que a pesar de que todos los contratos son acuerdos, no todos los acuerdos son contratos. Cada tipo de contrato se clasifica en una de estas dos categorías: unilateral o bilateral con la distinción de la forma que tiene el contrato. Muy relacionados a estos dos tipos están los cuasi contratos, que son remedios equitativos que puede usar una corte para evitar la injusticia donde no hay contrato, pero solo una de las partes se benefició de la otra.

Otras personas están leyendo

Contratos unilaterales

Un contrato unilateral es aquel en el que el oferente, es decir, la parte que hace la oferta, solicita cumplimiento en vez de una promesa de retorno. En otras palabras, la parte que hace la oferta quiera que la otra haga algo concreto en vez de prometer hacer algo. Por lo tanto, el contrato unilateral es aquel que está formado una vez que sólo una parte que hizo la oferta hace lo que la otra parte le solicitó.

Por ejemplo, A dice a B: “Te pagaré US$1000 si cruzas el puente Brooklyn el 1 de abril”. B lo hace dentro del tiempo. El contrato queda formado una vez que B lo cruza. Si B sólo promete a A que B cruzaría el puente, no puede haber un contrato porque A ofreció a B pagarle sólo si B cruzó el puente.

Contratos bilaterales

A diferencia de los unilaterales, en que el contrato queda establecido sobre el cumplimiento total, el contrato bilateral consiste en el intercambio de mutuas promesas. En otras palabras, es una promesa intercambiada por otra, en la que cada parte es al mismo tiempo promitente y aceptante. Los contratos bilaterales son los tipos más comunes de contratos.

Por ejemplo, donde A le promete vender Blackacre a B por US$100.000 y B le promete comprarlo a ese mismo precio. A diferencia del contrato unilateral, el solo acto de dar una promesa de retorno es todo lo que se necesita para constituir una aceptación.

Cuasi contratos (de hecho)

A pesar de su nombre, un cuasi contrato no es un contrato en absoluto. Es un instrumento de equidad usado en las cortes para evitar injusticia al dejarle al demandante el valor del beneficio que le concedió a la otra parte. La ley le promete al demandante pagarle el valor razonable del beneficio, el cual fue concedido por la demanda para compensar esa misma injusticia. Para cubrir la teoría del cuasi contrato, el demandante, referido a A debe demostrar: (1) A ha cumplido servicios o destinó bienes patrimoniales que representan un beneficio para B, (2) A destinó ese cumplimiento con la expectativa de que B le pague y (3) Permitir a B retener los beneficios sin pagar a A conformaría un acto de injusticia a costa de A.

Por ejemplo, considera a una persona lastimada que queda inconciente. Un profesional de la salud ayuda a la persona inconciente. Bajo la teoría del cuasi contrato, la corte va a implicar una promesa para que la persona herida pague el valor del tratamiento recibido.

Los cuasi contratos a veces se los usa por una parte que hizo un contrato bilateral, pero después quebrantó ese mismo contrato. Por ejemplo, A quebrantó un contrato con B, hecho en parte y después incumplido (como en el caso de la entrega de bienes, donde sólo se entregaron una parte de ellos). A no puede demandar por daños porque A lo incumplió, pero A puede demandar en un cuasi contrato por el valor de la parte cumplida (los bienes entregados). Sin embargo, B puede compensar cualquier daño que B sufrió debido al incumplimiento de A.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles