Salud

Ejemplos de negligencia de las enfermeras

Escrito por nicole etolen Google | Traducido por barbara obregon
Ejemplos de negligencia de las enfermeras

La negligencia de las enfermeras puede no ser intencional.

Nurse with needle image by Allen Penton from Fotolia.com

La negligencia ocurre cuando una enfermera realiza un acto que se considera por debajo de un nivel de competencia que se espera de alguien en su posición. Las consecuencias para la enfermera pueden ir desde la suspensión o despido de juicios por mala praxis hasta la pérdida de la licencia. La negligencia puede ser intencional o no intencional y puede ocurrir por muchas razones diferentes.

Otras personas están leyendo

Historia clínica

Fallar al registrar información vital en la historia clínica del paciente puede ser considerado negligente, sobre todo si resulta en daños. Por ejemplo, observas una pequeña llaga abierta en el hueso del coxis de tu paciente y planeas hacer una nota en la historia clínica, pero estás ocupada y lo olvidas. La úlcera se infecta, causando un sufrimiento innecesario para el paciente y una posible demanda por negligencia contra ti. Es importante que las enfermeras anoten todo de inmediato para evitar situaciones como esta.

Errores de diagnóstico

Cuando escribes un diagnóstico, eres responsable de seguir adelante con las intervenciones. Si diagnosticas un paciente con riesgo de suicidio, pero no tomas medidas razonables para evitarlo, puedes ser declarada culpable de negligencia. El no poder priorizar los diagnósticos según la gravedad y el más alto nivel de riesgo para el paciente también se considera negligencia. Si tiene problemas respiratorios, pero eliges centrarte en problemas de autoestima, estás dejando de priorizar. Aunque ambos son diagnósticos legítimos, la dificultad para respirar es una amenaza inmediata y necesita ser atendida antes que otras cuestiones menos graves.

Órdenes del médico

El incumplimiento de las órdenes de un médico puede ser motivo de negligencia si resulta en daño al paciente. Sin embargo, seguir órdenes que sabes que pueden dañar al paciente también es negligencia. Por ejemplo, el médico ordena medicación de la presión para un paciente. Notas que su presión arterial es un poco más baja de lo normal, pero es hora de su medicamento, así que se lo das. La presión del paciente se desploma y casi muere. A pesar de que estabas siguiendo las órdenes del médico, puedes ser considerada responsable de los daños, ya que no llamaste al médico y lo confrontaste cuando sabías que podía haber daño.

Confirmar la identidad del paciente

Antes de dar una medicación del paciente o realizar un procedimiento médico, debes asegurarte de que es el correcto. Si involuntariamente das el medicamento a un paciente equivocado porque no pudiste confirmar su identidad y lo dañas, tendrás que rendir cuentas. La mayoría de los hospitales tienen procedimientos establecidos para evitar estos errores, como pedirle a un paciente que diga su nombre y escanear una pulsera con un código único para ese individuo.

Negligencia intencional

Muchos casos de negligencia resultaron de una mala planificación y otros errores involuntarios en el juicio, pero a veces una enfermera sabe que está haciendo algo mal y decide hacerlo de todos modos. Hacer caso omiso de un paciente, ya que no te grada, olvidar cambiar las sábanas después de tener un accidente porque crees que es el trabajo del asistente o dejar a alguien en las restricciones más tiempo del recomendado, ya que es más conveniente, son todas las formas de negligencia flagrante e intencional.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media