Ejercicio a las 34 semanas de embarazo

Escrito por natasha puryear | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicio a las 34 semanas de embarazo
A muchas embarazadas el ejercicio les resulta relajante. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

En una época los médicos consideraban que el ejercicio era perjudicial para las embarazadas y sus hijos no nacidos. Hoy en día, el ejercicio durante el embarazo es una práctica común aprobada por los médicos. La actividad física después de la semana 34 del embarazo es una opción viable para algunas madres. Todos los embarazos son distintos, por lo que el ejercicio continuo en esta etapa es algo que deberías consultar con tu médico.

Otras personas están leyendo

Caminar

Caminar es una opción conveniente de ejercicio debido a que requiere poco más que un calzado cómodo. Mantenerse en forma caminando también te prepara para la caminata por el pasillo del hospital que tendrás que hacer para dar a luz. Puedes seguir un régimen de caminatas hasta el día del parto o hasta que tu médico recomiende que dejes de ejercitarte. Si continúas caminando durante las últimas semanas de embarazo, lleva contigo tu teléfono celular para que puedas pedir ayuda si comienzas con el trabajo de parto. Si tu embarazo conlleva riesgos durante el parto, lo más probable es que tu médico te indique que abandones las caminatas luego de las 34 semanas.

Yoga

El yoga prenatal le brinda a las embarazadas la posibilidad no sólo de elongar y tonificar sus músculos sino también de aprender a respirar de forma adecuada en una clase de preparación para el parto. Si participas de una clase de yoga prenatal, tu instructor te entrenará en cuanto a las posturas seguras durante cada etapa del embarazo. Algunas posturas requieren ciertas modificaciones para continuar siendo seguras. mientras que otras no están recomendadas para mujeres embarazadas. Al practicar yoga, no sobreextiendas tus músculos dado que eres propensa a los esguinces musculares y a otras lesiones durante el embarazo.

Danza

Los bailes de bajo impacto, como la danza contemporánea, son una opción de ejercicio viable para una futura mamá durante su embarazo. Aunque debes evitar ciertos fundamentos de la danza en las últimas etapas del embarazo (como los saltos, los giros rápidos y las flexiones de espalda pronunciadas), la mayoría de los movimientos son seguros. La postura adecuada es fundamental mientras bailas, especialmente cuando estás tolerando el peso extra del embarazo. Si te sientes incómoda al realizar algún movimiento, inmediatamente abandona lo que estás haciendo. Al bailar, asegúrate de que el salón tenga aire acondicionado, de modo que no te sofoques.

Natación

La natación es la actividad física de menor impacto que pueden realizar las mujeres embarazadas. Nadar en la piscina es un ejercicio aeróbico que además te da la posibilidad de sentirte casi sin peso. La reducción del estrés del peso del embarazo en tu cuerpo es un beneficio bienvenido de la natación para muchas futuras mamás. Ten cuidado si nadas en una piscina pública en donde hay mucha gente. Debes tener cuidado de no recibir una patada o golpe en tu abdomen de forma accidental. Muchas piscinas ofrecen un tiempo para nadar en vueltas, lo cual le permite a las embarazadas nadar sin preocuparse por posibles golpes en el medio de la piscina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles