Ejercicio físico, resfriados e infecciones bacterianas

Escrito por chris sherwood | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicio físico, resfriados e infecciones bacterianas
El ejercicio físico no garantiza la inmunidad. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

El ejercicio físico juega un importante papel en el buen mantenimiento de tu cuerpo, ya que ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades. No obstante, el ejercicio no te garantiza la inmunidad y enfermedades como el resfriado común y otras infecciones víricas o bacterianas pueden aparecer con frecuencia, convirtiéndose en un obstáculo para tu rutina regular de ejercicios. Un problema muy común son los catarros, que suelen deberse a infecciones provocadas por bacterias.

Otras personas están leyendo

Definición

Los catarros en los que se ve afectado el pecho (lo que se conoce como bronquitis aguda) se producen cuando los bronquios de los pulmones se inflaman debido a una infección vírica, aunque en algunos casos menos frecuentes también pueden ser causados por una infección bacteriana. Esta inflamación resultante causa la hinchazón de los bronquios; se crea entonces un exceso de mucosidad que dará lugar a la aparición de una tos que puede durar hasta ocho semanas. No obstante, los demás síntomas, como la congestión o la dificultad para respirar desaparecerán en un máximo de dos semanas.

La regla

Cuando el asunto es si se puede hacer ejercicio mientras se tiene un resfriado, la regla general a seguir es la siguiente: cuando los síntomas están por encima del cuello (congestión nasal, dolor de garganta o dolor de cabeza), se puede hacer ejercicio con moderación; cuando los signos o síntomas se localizan por debajo del cuello (tos profunda, fiebre alta o congestión en el pecho) y son consecuencia de una infección bacteriana, no se recomienda hacerlo. Según la Clínica Mayo, en lugar de realizar deporte, lo que debes hacer es descansar y dejar que el restablecimiento siga su curso. También aconseja no hacer ejercicio si se tiene fiebre.

La razón

El ejercicio aeróbico, especialmente el más intenso (por ejemplo, correr), que aumenta de forma significativa la frecuencia cardíaca, causa tensión el cuerpo. Aunque este estrés aumenta su resistencia y su fuerza, también le “roba” energía al sistema inmunológico, deprimiéndolo de forma temporal, tal como sugiere un estudio llevado a cabo en 2007 por la Escuela de Ciencias del Deporte y el Ejercicio físico de la Universidad de Loughborough. Al verse mermada la capacidad para combatir las bacterias que provocan el catarro, la infección puede avanzar, alargándose el tiempo necesario para la cura, agravándose el catarro, pudiendo dar lugar incluso a una neumonía.

Signos de neumonía

Los indicios específicos que dan a entender que un catarro bacteriano podría estar convirtiéndose en neumonía son diversos síntomas similares a los de la gripe: fiebre alta, sudoración, temblores y escalofríos. También pueden aparecer fatiga y dolor muscular. La neumonía bacteriana puede sobrevenir a partir de un resfriado debido a una infección por bacterias estreptocócicas, más en concreto la Streptococcus pneumoniae. Si tu fiebre es de 102 °F (39 °C) o más y dura más de un par de días, consulta a tu médico tan pronto como puedas. La neumonía puede llegar a convertirse en un problema grave si no se trata a tiempo y de la forma adecuada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles