¿Puede el ejercicio intenso en el embarazo temprano causar un aborto involuntario?

Escrito por daniel bradley | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puede el ejercicio intenso en el embarazo temprano causar un aborto involuntario?
A la mujer embarazada se le anima a hacer ejercicio, pero se debe limitar la intensidad a medida que avanza el embarazo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Muchas mujeres embarazadas tienen miedo de participar en la actividad física debido a la salud y el bienestar de su hijo. Tanto la Asociación Estadounidense del Embarazo como el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología informan que el ejercicio diario debería ser una parte del embarazo, y el ejercicio por sí mismo no es reportado como una causa de aborto involuntario. Hay parámetros de intensidad de entrenamiento a seguir a medida que avanzas a través del embarazo, pero al principio del embarazo tu cuerpo no se ve gravemente alterado por los cambios que se producen. La mayoría de los abortos involuntarios ocurren dentro de las primeras 13 semanas de embarazo y este es el momento en que tu cuerpo todavía puede ser más activo físicamente. Consulta a tu médico antes de participar en la actividad física durante el embarazo.

Otras personas están leyendo

Contraindicaciones de ejercicio durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben ser conscientes de los síntomas y los efectos secundarios que son señales para cesar la actividad física, para limitar los temores de "¿qué pasaría si?" y "¿qué significa esto?" durante el ejercicio. De acuerdo con el Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte, para mantener tu seguridad y la de tu hijo, no continúes el ejercicio intenso si tienes sangrado vaginal, dolor intenso en el pecho, hinchazón de la pantorrilla, disminución del movimiento fetal y pérdida de líquido amniótico. Abstente de hacer ejercicio si tienes limitaciones ortopédicas, eres una fumadora empedernida, tienes un bajo peso extremo, una obesidad mórbida, una enfermedad del corazón, tienes enfermedad pulmonar, estás en riesgo de parto prematuro o tienes hipertensión inducida por el embarazo.

Haz ejercicio de manera segura

De acuerdo con el Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte, cuando aún te encuentras en tu primer trimestre, hay ciertos ejercicios y posturas que todavía puedes mantener. Durante el primer trimestre, aún puedes realizar ejercicios mientras estás acostada sobre tu espalda sin afectar la presión de la sangre de tu cuerpo o el flujo sanguíneo. Esto te dará tiempo para muchos ejercicios básicos adicionales para ayudar a fortalecer los músculos de tu abdomen y del parto. El Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología informa que las primeras 24 semanas son generalmente más prácticas para las mujeres que participan en el ejercicio, así que los ejercicios de alta intensidad se pueden lograr. Escucha a tu cuerpo y abstente de esforzarte en exceso como lo harías cuando no estabas embarazada. El ejercicio de alta intensidad es más una preocupación hacia el desarrollo de una hipertensión gestacional. Sé capaz de mantener una conversación mientras haces ejercicio y evita levantar objetos pesados ​​o apoyar peso sobre tu cabeza. Además, abstente de la maniobra de Valsalva, en la que debes contener la respiración mientras realizas ejercicios de resistencia.

Parámetros de ejercicios durante el primer trimestre

El Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología tiene pautas generales a seguir en términos de ejercicio seguro durante el embarazo. Las mujeres físicamente aptas pueden hacer ejercicio hasta el parto, pero las mujeres que no han hecho ejercicios en una cantidad considerable de tiempo deben comenzar con una intensidad más baja y controlada. Al realizar ejercicios en tu primer trimestre, intenta estar activa durante al menos 30 minutos al día y trabaja hasta este momento, si no se puedes lograrlo de inmediato. El Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte reporta que las mujeres embarazadas deben participar en ejercicios tres días a la semana, aunque preferiblemente deberían ser todos, y obtener un rango de la frecuencia cardíaca entre 125 y 150 latidos por minuto durante el ejercicio es óptimo. Las mujeres embarazadas deben incorporar los ejercicios de grandes grupos musculares, como montar en bicicleta, correr o levantar pesas libres, y al participar en el entrenamiento de resistencia, deben realizar 12 a 15 repeticiones por ejercicio con un peso ligero a moderado.

Beneficios del ejercicio durante el embarazo

Hacer ejercicio durante el embarazo te ayudará a ti y a tu bebé. El Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología informa que el ejercicio ayuda a fortalecer tu postura y los músculos para dar a luz, mejora los niveles de energía, equilibra las hormonas para mejorar tu estado de ánimo, ayuda a reducir los dolores de espalda, reduce la hinchazón, promueve un mejor sueño y ayuda a prevenir o tratar la diabetes gestacional. También aumenta el tono muscular en general, la fuerza y ​​la resistencia que te ayudará a soportar el peso adicional que cargas y disminuir la dificultad en el movimiento que eventualmente pueda venir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles