¿El ejercicio puede provocar dolor en los senos?

Escrito por kay ireland | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿El ejercicio puede provocar dolor en los senos?
Usa un sostén deportivo de buena calidad para proteger los senos durante el ejercicio. (Erik Snyder/Photodisc/Getty Images)

Si el soporte adecuado, el ejercicio suele provocar dolor en los senos. El movimiento y la presión que se ejerce sobre los senos durante el ejercicio a menudo causa dolor debido al desplazamiento y la fricción, por lo tanto, es importante que cuentes con ropa deportiva especial que brinde el sostén necesario a tus senos. Informarte acerca del funcionamiento y la reacción de los senos ante el ejercicio puede ayudarte a comprender la importancia del cuidado de los senos durante y después de un entrenamiento.

Otras personas están leyendo

Anatomía de los senos

Aunque parezcan simples añadiduras, los senos son partes complejas del cuerpo que tienen un objetivo viable: alimentar y nutrir a un bebé. Incluso si no tienes hijos o si nunca has amamantado a un bebé con tus senos, su función principal sigue siendo la misma. Tus senos están repletos de terminaciones nerviosas que desencadenan el flujo de leche, conductos que los proveen de leche y músculos y ligamentos que les brindan apoyo. Por su función y anatomía, los senos suelen ser pesados y, aún así se mueven libremente mientras haces ejercicio.

Causas del dolor

El dolor que puedes experimentar durante y después del ejercicio probablemente sea el resultado de una de las dos causas más frecuentes. La primera es el peso y los movimientos de los senos durante el ejercicio. Dejar que tus senos se muevan libremente mientras corres o saltas, a menudo causa dolor en los músculos y ligamentos de suspensión que mantienen a los senos en su lugar. La segunda causa es el resultado de la fricción entre los sensibles pezones y la ropa, algo que a menudo recibe el nombre de "pezón del corredor". Esta fricción puede causar síntomas similares a los sarpullidos y sensibilidad extrema.

Tratamiento

Si tu rutina de ejercicios deja tus senos doloridos y sensibles, suspende el entrenamiento y ocúpate del dolor para evitar que la situación empeore. Una compresa fría ayuda a reducir la inflamación y entumecer el dolor luego del entrenamiento. Prepara una compresa fría con una bolsa plástica llena de hielo o guisantes congelados, envuélvela con una toalla y aplícala directamente sobre los senos para aliviar el dolor.

Prevención

Al igual que muchos otros ejercicios que provocan molestias, la prevención suele ser el mejor método para tratar el dolor generalizado en los senos. Debido a que el ejercicio puede provocar desplazamiento y fricción, un sostén deportivo de buena calidad es clave para combatir el dolor. Pídele a un especialista de la tienda que realice una medición adecuada de tus senos para comprar el que mejor se ajuste a tus senos. De ser necesario, compra un sostén diferente para cada actividad, como un modelo de gran sujeción para correr y uno más flexible para practicar yoga o Pilates. Cuando te los pruebes, muévete en varias direcciones para asegurarte de que es el apropiado y produce poca o ninguna fricción. Si el dolor persiste, incluso después de comprar el sostén adecuado, visita a tu médico para una evaluación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles