Ejercicios de abdominales que puedes hacer en el trabajo

Escrito por gregory hamel | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios de abdominales que puedes hacer en el trabajo
Realiza un entrenamiento de abdominales en tu trabajo. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Cuando estás en el trabajo, puede parecer imposible acomodar una sesión de ejercicio en tu día, mucho menos desarrollar músculos abdominales fuertes. Sin embargo, hay varios ejercicios abdominales que se pueden realizar en cualquier entorno, incluso en el trabajo o en una silla de oficina.

Otras personas están leyendo

Levantamientos de rodillas en silla

Uno de los mejores ejercicios de abdominales de oficina son los levantamientos de de rodilla sobre la silla, ya que permiten trabajar los abdominales sin salir de tu asiento. Comienza el ejercicio por arrastrar hacia delante en tu silla para que tu trasero se encuentre en el borde delantero del asiento. Inclina tu torso en la silla y para apoyo, coloca tus manos en la base de la silla o su descansa brazos. Ahora levanta las rodillas del suelo trayéndolas hacia tu vientre. Una vez que doblas tus rodillas lo más que puedas, sujétalas durante unos segundos y después bájalas otra vez hacia el piso. Repite el ejercicio hasta que tus abdominales estén demasiado cansados para continuar.

Elevación de pierna extendida

Si tienes tu propia oficina o espacio aislado que puede utilizar, serás capaz de realizar una amplia variedad de ejercicios en el trabajo que si estás en un área pública. Aún así, lo que deseas es que tus ejercicios sean muy rápidos y eficaces para que no gastes cinco minutos haciendo sentadillas o abdominales estándar. Si tienes un espacio aislado, acuéstate sobre tu espalda y levanta los talones unos centímetros del suelo. Mantén esta posición mientras puedes, hasta que tu fatiga te obligue a bajarlos. Este ejercicio es extremadamente para trabajar los abdominales, especialmente si los pies y las piernas están ponderadas por los zapatos y pantalones largos. Debes ser capaz de obtener un gran entrenamiento de abdominales en menos de un minuto para conservar esta posición. Para una variación de silla de oficina, puedes sentarse en el borde delantero de la silla, recostarte y coger el respaldo de tu silla por encima de tu cabeza para apoyo y extensión de la piernas hacia delante y hacia afuera.

El asiento en L

Si ya has desarrollado una base de resistencia y quieres elevar tu fortaleza de abdominales hacia el siguiente nivel, puedes intentar usar la posición del asiento para complementar tus entrenamientos de abdominales. El asiento de L es una posición de gimnasia, que trabaja los abdominales más rápidamente y con eficiencia. Para adoptar la posición de asiento L, busca un silla con apoyabrazos robustos y levanta tu cuerpo sobre éstos usando tus brazos, como si fueran barras paralelas. Si no tienes sillas con apoyabrazos, puedes jalar dos sillas o escritorios juntos, de modo que tu cuerpo esté suspendido en el aire, sostenido por tus brazos, creando la forma de una L, con tu torso y piernas. Lo maravilloso de la silla en L es que puede hacer trabajar con resistencia los abdominales en 30 minutos o menos, permitiéndote regresar a trabajar tan pronto como sea posible.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles