Ejercicios de brazos con las precauciones para el esternón

Escrito por linda ray Google | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios de brazos con las precauciones para el esternón
Deberás tomar precauciones para el esternón cuando te muevas después de una cirugía cardíaca. (Dynamic Graphics/Creatas/Getty Images)

Durante una cirugía a corazón abierto, el esternón se quiebra para que los médicos accedan a tu corazón. Siguiendo el procedimiento, se utilizan cables para unir el hueso nuevamente. Durante el proceso de cicatrización inicial, los pacientes tienen que tener cuidado para evitar abrir el esternón a través del levantamiento de objetos pesados ​​o ejercicios inadecuados. Las precauciones para el esternón se proporcionan y deben ser seguidos durante cuatro a ocho semanas.

Otras personas están leyendo

Precauciones

Para evitar poner presión sobre el esternón y posiblemente volver a abrirlo, se te proporcionarán más recomendaciones precautorias que pautas de ejercicio activo. Los ejercicios que implican usar los brazos pueden causar muchos problemas, ya que no debes realizar ningún movimiento que ejerza una presión en el pecho. Se te dará una almohada para que sostengas sobre tu esternón, cruzando tus brazos frente a tu pecho. Debes presionar la almohada para sostener el esternón en su lugar cuando debas sentarte o pararte.

Pesas

No debes levantar cualquier peso mayor de 10 libras (4,53 kg) durante las primeras ocho semanas de tu recuperación. Los pesos ligeros de la mitad o una libra (453 grs o la mitad) son aceptables para mantener los músculos activos. Mientras estés sentado, mantén tu almohada sobre tu esternón con un brazo y mantén un peso ligero en la otra mano, con la palma hacia arriba. Dobla el codo y mantén tu brazo cerca de tu cuerpo para mayor soporte. Suavemente realiza 10 flexiones de bíceps y descansa. Coloca el peso mientras conectas los brazos y repite 10 veces del otro lado.

Movilidad

Debes mantenerte en movimiento para evitar la atrofia y rigidez. Caminar es uno de los ejercicios más eficaces que la mayoría de los pacientes cardiacos se les anima a seguir. Incluso breves caminatas de 10 minutos puede ayudarte a recuperar tu capacidad anterior de resistencia y promover la flexibilidad. Antes y después de la caminata debes sentarte en una silla sin apoya-brazos y deja que tus brazos cuelguen sueltos a los lados con los dedos apuntando hacia el suelo. Levanta un brazo lentamente hasta que esté a la altura del hombro y mantelo durante unos segundos antes de bajar de nuevo. Mantén el control mientras bajas el brazo y no lo dejes caer, ya que podría tirar de tu esternón. Respira profundamente y luego repite del otro brazo. Alterna los brazos para que hagas el ejercicio 10 veces de cada lado.

Estiramiento completo

Una de las precauciones que debes tomar con el esternón durante las primeras ocho semanas es no levantar un brazo por encima de tu cabeza. El movimiento ejerce una presión indebida sobre uno de los lados de tu pecho y puede perturbar los hilos que sostienen al esternón. Sin embargo, puedes levantar los dos brazos al mismo tiempo. Elevar los brazos en toda su extensión proporciona un estiramiento eficaz tanto para los brazos como para el centro. Mientras estés sentado en posición vertical en una silla o en la cama, lentamente levanta ambos brazos en un arco hasta que estén apuntando hacia el techo. Mantén la posición durante un conteo hasta cinco y poco a poco bájalos. Repite 10 veces. No trates de realizar estiramientos elevando el brazo mientras estés de pie hasta que hayas recuperado tu equilibrio completo y no te sostengas de un andador para mayor estabilidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles