Ejercicios caseros para el abdomen

Escrito por denise stern | Traducido por jose fortunato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios caseros para el abdomen
Los ejercicios caseros te ayudarán a mantenerte en forma. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

El ejercicio es una buena manera de mantenerse en forma, quemar calorías, eliminar el exceso de grasa y mejorar la salud general y el bienestar. Algunos de nosotros, sin embargo, tenemos que trabajar un poco más que otros para deshacernos de la grasa, afirmar los músculos, mantener la pérdida de peso y tonificar el cuerpo en general. Para muchos de nosotros, el abdomen es el área más difícil de tonificar. Un abdomen o músculos abdominales flácidos no es algo solamente poco atractivo, sino que puede arruinar nuestra postura y hacer que la espalda se esfuerce más de lo que debería para mantenernos en posición vertical. Los ejercicios caseros para el abdomen pueden ayudar con todos estos temas.

Otras personas están leyendo

Abdominales

Realiza ejercicios abdominales diariamente y mantén una dieta nutritiva y bien balanceada. Olvídate de consumir alimentos ricos en grasa y azúcar, como galletas, pasteles y tartas durante un tiempo, así como las comidas rápidas, frituras y alimentos con alto contenido de sodio (como la pizza). Debido al alto contenido de sal de estos alimentos, el cuerpo retiene líquidos, generando hinchazón en el abdomen. Los abdominales son un grupo muscular grande que puede ser trabajado cada día. Sin embargo, no te olvides de añadir ejercicios cardiovasculares o aeróbicos para obtener resultados efectivos más rápidamente. Haz los abdominales acostado en el suelo, con las rodillas flexionadas y las manos a los lados de la cabeza. No agarres y tires de tu cuello, basta con colocar los dedos o las manos a los lados de la cabeza por detrás de las orejas. Contrae los abdominales, tratando de empujarlos hacia la columna, pliega la pelvis en un movimiento descendente y luego levanta la cabeza y los hombros del piso. No es necesario levantar mucho, pero lo suficiente como para levantar los omóplatos del suelo. Mantén la posición y cuenta hasta cinco, luego baja lentamente, manteniendo la columna inferior apoyada en el suelo. Haz este ejercicio de 10 a 20 veces para empezar, aumenta las repeticiones a medida que sientas que tus músculos abdominales se fortalecen.

Bicicletas

Pedalea hacia un abdomen más plano mediante el ejercicio diario de la bicicleta. Acuéstate boca arriba, con las manos detrás de la cabeza, las rodillas levantadas y perpendiculares (90 grados) al suelo. Tus espinillas deberían quedar paralelas al suelo, con las rodillas directamente por encima de las caderas. Extiende la pierna derecha hacia el exterior. Tira de la rodilla izquierda hacia el pecho, levantando la cabeza y los hombros del suelo, mientras que al mismo tiempo tiras el codo derecho hacia la rodilla izquierda levantada. Vuelve a la posición de partida y a continuación, extiende la pierna izquierda hacia fuera, tirando de la rodilla derecha al pecho, mientras que al mismo tiempo levantas la cabeza y los hombros del suelo al tratar de tocar la rodilla derecha con el codo izquierdo. Después de que te familiarices con el movimiento, dale más velocidad de modo que las piernas estén "pedaleando" dentro y fuera, al igual que lo haces cuando andas en bicicleta. Si el movimiento de los brazos y los giros son demasiado para ti al principio, sólo realiza la acción de las pierna. Empieza con 5 a 10 bicicletas de cada lado y aumenta las repeticiones a medida que te sea posible.

Abdominales invertidos

Acuéstate sobre tu espalda, con las manos debajo de las nalgas, ofreciendo un apoyo a la parte baja de la espina dorsal. Extiende las piernas delante de ti. Contrae los abdominales y mantén tu espalda y la cabeza apretada contra el suelo. A continuación, levanta las piernas, manteniendo los pies juntos, hasta que alcancen el nivel de las caderas (un ángulo de 90 grados), sintiendo la fuerza de los abdominales. Mantén la posición y cuenta hasta tres, luego baja las piernas hasta casi tocar el suelo, pero no del todo. Mantén los abdominales contraídos y la espalda baja presionada contra el suelo para protegerla y céntrate en los abdominales inferiores. Realiza de 5 a 10 repeticiones, no permitiendo que los talones toquen el suelo y mueve las piernas hacia arriba y hacia abajo en un movimiento suave.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles