Ejercicios en caso de fisura anal

Escrito por sarah thompson | Traducido por juan guaresti
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios en caso de fisura anal
Treinta minutos de caminata diarios pueden ayudarte a curar tus fisuras anales. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Las fisuras anales son rasgaduras en la pared del ano, la apertura a través del cual pasan las heces de tu cuerpo. También pueden dejar partes de piel que cuelgan de la abertura anal. Las fisuras anales son bastante comunes y suelen producir síntomas tales como ardor, dolor y sangrado, especialmente durante o después de una evacuación intestinal. Las evacuaciones intestinales duras y grandes suelen ser la causa de las fisuras, pero la diarrea e irritación rectal también son culpables. Tu médico puede recomendarte ungüentos o supositorios, pero también puede estimular la curación a través del ejercicio.

Otras personas están leyendo

Posiciones de yoga

Si tus fisuras anales son el resultado de constipación o de deposiciones duras y grandes, el yoga podrá ayudarte. Las poses de Dhanurasana por ejemplo, ayudan a calmar la constipación y a promover la digestión (según WomenFitness.net). El asana "Pavanamukta " y la pose "Trikonasana" estimulan la región abdominal calmando la constipación. Para practicar estas poses de manera apropiada se recomienda que consultes a un entrenador de yoga o que vayas a un curso.

Ejercicios de intensidad moderada

De acuerdo con MayoClinic.com, 30 minutos de ejercicios de intensidad moderada como caminar, pueden ayudar a curar las fisuras anales. Caminar ayuda a estimular los movimientos intestinales, limitando la formación de deposiciones grandes que una vez endurecidas son de tránsito dificultoso. Además, este ejercicio ayuda a la circulación sanguínea en general. Esto mejora la cicatrización, ayudando al tratamiento de las fisuras anales. Otro ejercicio de intensidad moderada podría ser aspirar el piso o cortar el pasto.

Ejercicios de bañera

Este ejercicio promueve el flujo sanguíneo a la zona, lo que permite la curación. Para empezar, llena una bañera tanto como sea posible con agua caliente. Mientras estés sentado en la bañera, contrae el músculo que utilizas para detener el paso de las heces por el ano. A continuación, concéntrate en relajar el músculo. Realiza esta contracción y relajación cada 5 minutos, sentado en la bañera. Toma baños en la tina tres veces al día, y realiza este ejercicio durante cada baño.

Consideraciones

Si bien el ejercicio puede ayudar a curar la fisura anal, otras alteraciones del estilo de vida pueden proporcionar los máximos beneficios curativos. Además del ejercicio, no debes forzar tus deposiciones, ya que esto puede abrir las fisuras o hacer otras nuevas. Se recomienda aumentar la ingesta de fibra a entre 25 y 35 g al día, ya que esto mantiene las heces suaves y promueve la curación. Para alimentos fibrosos, ingiere frutas, verduras y frutos secos, como las peras, las frambuesas, las patatas, los guisantes y las almendras.

Posibilidades de cirujía

La mitad de las fisuras sanan por sí mismas o con el auto-tratamiento al cabo de varias semanas. Sin embargo, algunas fisuras pueden requerir cirugía para su extracción. La cirugía es generalmente una opción si tienes síntomas persistentes o si tiene cicatrices o espasmos en el músculo del esfínter. La cirugía implica cortar una parte del músculo del esfínter para liberar la tensión y promover la curación en el esfínter. Sin embargo, la cirugía puede causar la pérdida de control del intestino y la incontinencia involuntaria. Consulta a tu médico para determinar si la cirugía es necesaria.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles