Ejercicios para la construcción del disco y la inflamación del nervio ciático

Escrito por julia michelle | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para la construcción del disco y la inflamación del nervio ciático
La columna vertebral está compuesta de huesos de forma irregular apilados uno sobre otro con discos esponjosos y cartilaginosos entre ellos. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

La columna vertebral está compuesta de huesos de forma irregular apilados uno sobre otro con discos esponjosos y cartilaginosos entre ellos. Cuando los discos vertebrales funcionan correctamente, amortiguan los huesos de la columna vertebral y actúan como amortiguadores. Cuando los discos no funcionan correctamente, pueden hincharse más allá de los huesos de la columna y comprimir los nervios que salen de la columna vertebral. Cuando un disco en la parte inferior de la espalda se hincha, puede desencadenar una afección conocida como "ciática". Según la Academia de Cirugía Ortopédica de Estados Unidos, la ciática es tratable y se realizan tratamientos no quirúrgicos que incluyen drogas antiinflamatorias y ejercicio.

Otras personas están leyendo

Causas de hinchazón de disco

La Academia de Cirugía Ortopédica de Estados Unidos cita la edad, el levantamiento inadecuado y el hábito de fumar como factores de riesgo para la hinchazón de disco. El exceso de peso y las actividades repetitivas también contribuyen a esta afección. La debilidad en los músculos que sostienen la columna como los músculos abdominal de la espalda, es otro factor de riesgo. Una combinación de estiramiento, resistencia y ejercicio aeróbico puede ayudar a aliviar los síntomas y prevenir mayores complicaciones.

Ejercicios de estiramiento

Los ejercicios de estiramiento que estiran la columna, como curvar la espalda, ayudan a aliviar la presión de los discos herniados. Spine Universe recomienda varios estiramientos basados en posiciones de yoga como esfinge y cobra. El Yoga tiene una amplia variedad de posiciones de estiramiento para la espalda, desde parado con la espalda doblada hacia las rodillas hasta arrodillado como la del camello. Con cualquier extensión de la espalda, puedes usar tus músculos abdominales para que ayuden a estabilizar tu columna y mantener tu espalda inferior neutral. Extiende tu espalda empujando tu pecho hacia afuera y arriba, en lugar de doblar tu columna hacia atrás, para evitar la contracción de los músculos de tu espalda. Mantén tu cabeza en una posición neutral, con tus orejas en la línea de tus hombros para evitar dañar tu cuello.

Ejercicios de resistencia

Los ejercicios de resistencia usan las extensiones de la columna para fortalecer los músculos de la espalda y los ejercicios de estabilización para condicionar todos los músculos de la base. Spine Universe recomiendan varios estiramientos basados en ejercicios de Pilates como el Superman. Este tipo de ejercicios y el tablón trabajan los abdominales y la parte inferior de la espalda para mantenerla derecha mientras balanceas tus manos y pies, o manos y rodillas. Las máquinas de peso como la máquina de extensión de espalda usa pesas o gravedad para fortalecer los músculos de la parte baja de la espalda. También puedes usar pesos libres para trabajar tus brazos y piernas. Esto requiere que incorpores una base para mantener recto tu tronco durante el ejercicio. Los ejercicios que flexionan la columna fortalecen los abdominales pero podrían agravar el disco herniado. Ten cuidado cuando practiques este tipo de ejercicios y haz estiramientos de espalda una vez finalizados.

Ejercicios aeróbicos

Debido a que el peso es un factor que contribuye a esta afección, el ejercicio aeróbico es una parte importante de tu rutina de ejercicio porque te ayuda a mantener un peso saludable. Si tienes dolor severo de cintura, concéntrate en ejercicios que no utilicen peso como aeróbics acuático, ciclos de mano y motores sentados. Para un dolor de cadera moderado, considera la posibilidad de caminar o hacer ejercicios de pie como el elíptico o el motor sentado.

Conclusión

Antes de comenzar un programa de ejercicios, consulta con tu médico. Siempre haz un calentamiento previo de al menos 15 minutos y pasa al menos cinco minutos estirándote después. Si sientes un dolor agudo, hormigueo o entumecimiento, deja de hacer ejercicios inmediatamente. Consulta con tu médico si tu afección empeora.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles