Ejercicios para curar una escápula alada

Escrito por nick ng | Traducido por cintia ros
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para curar una escápula alada
Una escápula alada es una condición rara en la que la paleta del hombro sobresale por la parte superior de la espalda en una posición anormal. (bare back image by Robert Calvillo from Fotolia.com)

Una escápula alada es una condición rara en la que la paleta del hombro sobresale por la parte superior de la espalda en una posición anormal. El "ala" hace que los hombros se redondeen hacia adelante e inhibe tu capacidad para juntar las paletas. Puede inhibir tu capacidad para levantar, cargar, tirar y girar tu cuerpo. Ciertos métodos de ejercicio pueden ayudar a reducir el "ala" de la escápula o evitar que la enfermedad empeore.

Otras personas están leyendo

Entrenamiento de ejercicios correctivos

Muchos fisioterapeutas y profesionales del ejercicio aplican un entrenamiento correctivo para mejorar la escápula alada. Este método identifica la causa de la enfermedad mediante la observación de cómo se alinea tu cuerpo en la posición de pie y cómo realiza movimientos fundamentales, como cuclillas, giros y estocadas. A menudo, el origen del problema puede no estar directamente relacionado con la escápula, como una mala alineación de la columna lumbar o de la pelvis, de acuerdo con el profesional de entrenamiento Anthony Carey, autor de "Pain-Free Program".

Retracción escapular pasiva

Este ejercicio relaja la columna vertebral y utiliza la gravedad para ayudar a que tus paletas se junten. Arrodíllate en el suelo con los hombros sobre las manos y las articulaciones de la cadera sobre tus rodillas. Relaja tu vientre para que se dilate hacia el suelo y extienda pasivamente tu zona lumbar. Mantén los brazos rectos y relaja los hombros, permitiendo que tu cabeza caiga. Con cada exhalación, junta los omóplatos y aumenta la extensión de tu espina dorsal baja ligeramente. Mantén la posición hasta lograr hacer cinco a 10 respiraciones profundas. Repite el ejercicio de dos a tres veces.

Estiramiento de pecho mediante la utilización de una puerta

Este ejercicio abre tu cavidad torácica y junta tus omóplatos pasivamente mientras mantienes una postura erguida. Párate en una puerta con un pie frente al otro y asegurándote de que apunten hacia adelante. Coloca ambos brazos en los lados de la puerta y flexiónalos a 90 grados. Desplaza tu peso hacia el pie delantero y tus hombros deberían juntarse sin hacer un esfuerzo consciente. Mantén este estiramiento hasta llegar a hacer cinco o seis respiraciones profundas, cambia la posición de la pierna y repite el proceso.

Información de los expertos

Carey sugiere que realices estos ejercicios dos a cuatro veces al día para ver resultados significativos. Dependiendo de la gravedad de tu enfermedad y de la frecuencia del entrenamiento, puede tomar de cuatro a 10 semanas el mejorar tu postura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles