Ejercicios para curar una pierna rota

Escrito por melissa sabo | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para curar una pierna rota
Ejercita la pierna quebrada para acelerar la recuperación y reducir el dolor. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Sobrellevar los efectos de una pierna quebrada puede ser insoportable, puede afectar tu habilidad para caminar, subir escalones y participar de ejercicios y actividades recreativas. Hacer ejercicios adecuados un cada etapa del proceso de recuperación promueve la sanación y reduce el impacto de largo plazo de la fractura. Examina todos los ejercicios con tu médico o terapeuta antes de comenzar cada actividad nueva.

Otras personas están leyendo

Gama de movimientos

Mueve cada articulación que no se encuentre enyesada o entablillada para prevenir tensión, doblando y enderezando la pierna repetidas veces. Mueve el dedo gordo del pie a lo largo del día para mejorar la circulación, que circula nutrientes curativos al hueso roto y promueve la sanación. Eleva la pierna mientras ejercitas para reducir edemas. Estira las articulaciones tensas con gentileza una vez que te retiren el yeso, usando una toalla alrededor del pie o la pierna que te ayude con el estiramiento.

Ejercicios de cinta

Inicia el estiramiento utilizando una cinta de ejercicios para introducir resistencia gentilmente y permitirte ejercicios libres de dolor. Acuéstate boca arriba y envuelve la cinta de ejercicios alrededor de la planta del pie e inclina la cadera, la rodilla y el pie hacia el tronco. Extiende la pierna lentamente, estirando cada articulación con cuidado. Estira y ejercita hasta sentir dolor y no más. Mantén la rodilla, el tobillo y el pie rectos, siéntate en el suelo y rota la cadera a cada lado de manera que los dedos gordos de los pies apunten hacia cada lado. Repite cada ejercicio 20 veces cada día.

Actividades de tolerancia de peso

La tolerancia de peso provee estímulo para que el cuerpo regenere el hueso que se ha lastimado y permite que recuperes el equilibrio. Además, los ejercicios de tolerancia de peso provocan estabilidad muscular, que por lo general se debilitan luego de un período de inutilización. Comienza parándote sobre ambas piernas y lentamente moviéndote a los costados y luego adelante y atrás. Parándote frente a un espejo de cuerpo entero para reducir las posibilidades de caerte, párate sobre la pierna herida e intenta mantener el balance mientras te sostienes de una silla. A medida que el balance mejora, párate sobre la pierna sin la ayuda de la silla. Rehabilita con un asistente el balance aún más parándote sobre una pierna con los ojos cerrados hasta que puedas pararte por al menos 30 segundos.

Ejercicios aeróbicos

Cuando puedas hacer la tolerancia de peso y los ejercicios de estiramiento sin sentir dolor, puedes hacer los ejercicios aeróbicos. Comienza caminando o utilizando una elíptica a un paso suave. Si te resulta doloroso, inicia aeróbicos con ejercicios de bicicleta sentada. Anímate a hacer ejercicios bajo el agua, que son de bajo impacto. El ciclismo de interior es un ejercicio intermedio que provee tanto bajo impacto aeróbico como ejercicio de alto impacto de resistencia. Lentamente aumenta la intensidad, en un intento de alcanzar actividades de alto impacto solamente cuando te encuentres completamente recuperado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles