Ejercicios después de una pericarditis

Escrito por bonnie singleton | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios después de una pericarditis
La pericarditis es potencialmente seria, pero con el tratamiento y descanso apropiados, puedes regresar al ejercicio regular en semanas. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Si eres una de las miles de personas diagnosticadas con pericarditis cada año, tal vez hayas sentido como si te hubiera dado un ataque al corazón, debido a que los síntomas son similares. La pericarditis puede afectar incluso a atletas jóvenes y a niños debido a una infección viral, enfermedad autoinmune o trauma. Aunque la condición puede evitar que te ejercites y entrenes hasta que esté completamente eliminada, serás capaz de volver eventualmente a la actividad normal.

Otras personas están leyendo

Identificación

El pericardio es un saco delgado de dos capas en la superficie de tu corazón relleno con fluidos. Sirve una importante función escudando al corazón contra las infecciones o de la sobre-expansión, pero se puede inflamar, conduciendo a una acumulación de exceso de líquidos. Los síntomas pueden incluir un molesto dolor agudo que se irradia a la espalda, cuellos u hombro izquierdo, dificultad para respirar acostado, tos seca y ansiedad o fatiga. La mayoría de los casos se dan en hombres de edades entre los 25 y los 50 años, aunque también puede afectar a mujeres. El tratamiento incluye varios medicamentos que deben erradicar la condición, aunque recidiva frecuentemente.

Marco de tiempo

Un artículo de la Escuela de Medicina de la Universidad de San Luis, publicado en “Current Sports Medicine Reports” ("Reportes de medicina deportiva actuales") en abril del 2006, recomienda que los atletas con pericarditis eviten todo ejercicio físico hasta que las pruebas muestren que no hay evidencia de enfermedad activa. Después de ese momento, deben de ser capaces de regresar a jugar. El Dr. David Stewart, director médico en el Instituto Vascular y del Corazón del Centro Médico Providence Everett, añade que la pericarditis regularmente lleva de una a tres semanas para sanar, aunque tratar de ejercitarse demasiado pronto después de eso puede provocar una recurrencia. Si tu pericarditis está acompañada de miocarditis, un infección del músculo cardiaco, te llevará de cuatro a seis semanas antes de que puedes comenzar a ejercitarte nuevamente.

Beneficios del ejercicio

El ejercicio no cura ni previene la pericarditis, pero puede mejorar tu fortaleza y resistencia. Los músculos más fuertes ayudarán a tu corazón a usar el oxígeno más eficientemente, y no tendrán que trabajar tan duro para bombear sangre. La presión arterial disminuida incrementará tu salud general y nivel de bienestar, así como ayudará a tu sistema inmunológico a pelear contra las enfermedades.

Protocolos de ejercicio

Después de que un tratamiento termina, comienza a ejercitarte lentamente al principio y trabaja con tu médico o terapeuta física para crear una rutina de ejercicios personalizada. Caminar lentamente es una buena manera de regresar fácilmente a la actividad; a su vez, tu terapeuta deberá monitorear tu presión arterial, frecuencia cardíaca y ritmo cardíaco. Mientras tu resistencia aumenta, puedes comenzar a trotar, correr, andar en bicicleta o nadar. Si experimentas falta de aliento, latidos rápidos, tos o pérdida de peso inexplicable, consulta a tu médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles