Ejercicios para los discos L5 y S1

Escrito por erika mcauley | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para los discos L5 y S1
Las regiones lumbares y sacras de la columna vertebral se componen cada una de cinco segmentos óseos (referencia 2, página 57). (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los huesos de la espina lumbar y del sacro se identifican con una "S" o una "L". El número posterior se refiere al hueso específico en cualquiera de los dos en la región lumbar o sacra. Por lo tanto, L5 se refiere a la quinta vértebra lumbar y S1 para el primer segmento del sacro. Cada vértebra lumbar tiene un disco como la gelatina que separa los huesos. Los músculos de la médula rodean la columna vertebral y mantienen los discos en su lugar. Los ejercicios que fortalecen y estiran los músculos de la médula son los más eficaces para mantener la salud de la región L5-S1.

Otras personas están leyendo

La médula

La médula es un grupo de músculos que trabajan para estabilizar la columna vertebral y la pelvis. Cuando estos músculos están débiles o heridos, los discos de la columna vertebral corren un mayor riesgo para sobresalir. Además, la postura, el equilibrio, la coordinación y la estabilidad de la columna vertebral disminuyen drásticamente y tienden a ocurrir lesiones. Los músculos principales rodean la columna vertebral, así que los ejercicios deben implicar la parte delantera, trasera y los lados del torso.

Ejercicios avanzados contra los modificados

Puedes realizar una variedad de ejercicios básicos que se adapten a tus necesidades específicas. Si te estás rehabilitando de una lesión lumbar, son necesarios pequeños movimientos o modificaciones. Si eres un atleta que necesita mantener una médula fuerte, los ejercicios avanzados forman la médula para implicar antes a todos los otros movimientos. Como ejemplo, un paciente con limitación de la movilidad espinal y con una fuerza mínima puede comenzar con una subida de la pierna y activación de la médula. Túmbate y aprieta los músculos de la médula. Levanta lentamente una pierna, bájala y elévala la otra. Lleva a cabo entre 10 y 15 repeticiones.

Ejercicio de estiramiento

Comienza con tus manos y rodillas para realizar un ejercicio de estiramiento fácil que se concentre en las regiones lumbares y sacras de la columna vertebral. Este ejercicio puede utilizarse para rehabilitar la movilidad de la columna vertebral o como un calentamiento para un atleta de alto rendimiento. Respira, introduce lentamente la barbilla y gira tu columna vertebral tanto como puedas. Para aumentar la movilidad de la columna inferior, mete tu hueso del trasero y empuja la zona lumbar hacia el techo. Inhala, sube la cabeza e invierte la columna vertebral, pega tu nalga hacia el techo y la naval hacia el piso. Completa entre cinco y siete ciclos.

Ejercicio de mantenimiento

Cuando hayas fortalecido tu musculatura y necesites mantener esos beneficios, este ejercicio puede agregarse a una rutina de ejercicio regular. Tiéndete en el suelo, sobre tu estómago. Estira los brazos encima de la cabeza. Aprieta los músculos de la médula y levanta las manos y los pies del suelo. Mantén esta posición durante 10 segundos y completa entre 12 y 15 repeticiones. Para hacer progresar, tiéndete en un banco inclinado con tu torso descansando fuera del extremo. Levanta lentamente tu tronco contra la gravedad hasta que esté en consonancia con tu cuerpo inferior. Baja y haz entre 12 a 15 repeticiones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles