Salud

Ejercicios para la dislocación de cadera

Escrito por alison stellner | Traducido por natalia navarro
Ejercicios para la dislocación de cadera

.

hip xray image by JASON WINTER from Fotolia.com

La dislocación de cadera es una urgencia médica seria, y la terapia física o el ejercicio de cualquier tipo debería intentarse sólo después de consultar a un médico. La dislocación ocurre cuando el fémur o el hueso del muslo se desliza fuera del hueco de la cadera y suele ocurrir bajo una fuerza tremenda o un impacto traumático, como en un accidente de automóvil o en una caída desde una altura significativa. Los ejercicios de rehabilitación son una forma de terapia, pero sólo deberían realizarse después de que el trauma inicial desaparezca y haya sido tratado por un médico. Por tanto, haz los siguientes ejercicios únicamente después de aclararlos con tu doctor o con tu fisioterapeuta.

Otras personas están leyendo

Construir un puente

De acuerdo con Scott Sherrill, asistente de fisioterapia licenciado, uno de los ejercicios de fortalecimiento más efectivos que puedes hacer es el puente. Este ejercicio fortalece el glúteo, los tendones y otros músculos internos de soporte, y se puede realizar fácilmente sin ayuda. Empieza tumbándote sobre tu espalda en una superficie plana o una esterilla. Coloca las palmas hacia abajo junto a tus caderas. Dobla las rodillas con los pies a la distancia de las caderas, los talones directamente bajo la articulación de la rodilla y con cuidado de no acercarlos demasiado a las nalgas. Levanta despacio las caderas del suelo mientras mantienes la pelvis inclinada y los hombros y el cuello relajados en la esterilla. Mantén la posición elevada durante unos cinco segundos o tres respiraciones profundas y después vuelve lentamente a poner tus caderas en el suelo. Realiza 8-10 repeticiones.

Abducción de pierna supina

Sherrill también recomienda los levantamientos de pierna desde la posición supina (sobre tu espalda) y tumbado de lado. Después de realizar la secuencia del puente, tómate uno o dos minutos de relajación. Permanece sobre tu espalda y estira las piernas sobre el suelo, con los pies juntos y los dedos flexionados hacia el techo. Mueve despacio la pierna lesionada al lado, manteniéndola en el suelo con los dedos mirando hacia arriba. Un truco útil puede ser pensar en una verja que se abre, o quizás el movimiento que haces con tus piernas cuando haces un ángel de nieve. Realiza 10-20 repeticiones lentas.

Abducción lateral de pierna

A medida que la cadera gana fuerza y movilidad, puedes añadir ejercicios adicionales como la abducción lateral de cadera o levantamiento de pierna. Realiza este ejercicio tumbándote de lado con la pierna afectada directamente puesta sobre la pierna de abajo. Levanta la pierna superior arriba y abajo lentamente, con cuidado de no rotar la cadera hacia fuera o girar el dedo del pie hacia el techo. La rodilla debería permanecer mirando hacia adelante mientras levantas y bajas. Empieza con 10-20 repeticiones.

Estar listo

Mientras la curación y el fortalecimiento progresan y tu médico te ha dado luz verde para volver a tu rutina de ejercicio regular, puedes incrementar la dificultad de los levantamientos de pierna añadiendo pesos de tobillo de tres a cinco libras (1,3-2,2 kg). Continuar fortaleciendo los músculos de la articulación de la rodilla y alrededor es crucial para la estabilidad, el rango de movimiento y una mecánica corporal adecuada, así como para la prevención de una lesión mayor.

.

.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media