¿Puedo hacer ejercicios si estoy enfermo?

Escrito por jeremy hoefs | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedo hacer ejercicios si estoy enfermo?
Disminuye la intensidad de tus ejercicios si estás enfermo. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Tu eres miembro regular en un club para mejorar tu salud y tu nivel físico. Pero ahora estás enfermo y te preguntas si ejercitarte es una buena elección. Según Edward R. Laskowski, co-director del Centro Medicinal de Deportes de la Clínica Mayo, está bien ejercitarte si estás enfermo, pero se deben tener en cuenta muchos factores antes de entrar al club.

Preocupaciones

Existen muchas preocupaciones a la hora de entrenar estando enfermo. Quieres sentirte mejor y recuperarte de tu enfermedad, pero no quieres saltearte ningún entrenamiento. Puedes elegir entre descansar hasta estar completamente recuperado de tu enfermedad y perder algunos beneficios de fuerza y estado físico, o puedes continuar ejercitándote estando enfermo y arriesgarte a prolongar tu enfermedad.

Debajo del cuello

La mayoría de los médicos sugieren evitar ejercitarse cuando tus signos y síntomas se ubican debajo de tu cuello. Estos síntomas incluyen diarrea, congestión en el pecho, tos y malestar estomacal. Otros síntomas y signos antes los cuales se debe evitar el ejercicio físico incluyen fiebre, fatiga y dolores musculares. En caso de síntomas debajo del cuello, elige recuperarte de tu enfermedad antes de retomar tu programa de ejercicios regular.

Arriba del cuello

Cuando tus síntomas son "sobre el cuello", los médicos indican que están bien continuar con la actividad física. Estos síntomas incluyen congestión nasal, estornudos y dolores de garganta leves. Disminuye la intensidad y la duración general de tu entrenamiento para que sea leve o moderado y considera realizar más ejercicios cardiovasculares como correr, caminar o andar en bicicleta. Los ejercicios pueden abrir tus pasajes nasales y aliviar algunos de tus síntomas.

Seguridad

Cuando estás enfermo, tu cuerpo está tratando de recuperarse y de destruir las bacterias o los virus, pero entrenar consume una parte de la energía. Como resultado, consulta a un médico de inmediato si experimentas cualquier síntoma inusual o grave como dolor de pecho o de cabeza serios, falta de aliento irregular o mareos. Siempre escucha a tu cuerpo durante el entrenamiento y realiza pausas cuando sea necesario.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles