Ejercicios para enfermos cardíacos

Escrito por misty rodriguez | Traducido por azul benito
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para enfermos cardíacos
Maqueta del corazón.

La enfermedad cardíaca es un término general para las condiciones tales como la enfermedad de las arterias coronarias, defectos congénitos del corazón, problemas del ritmo cardíaco y otros trastornos del corazón. Es importante para los pacientes con enfermedad cardíaca hacer ejercicio de forma regular. El ejercicio fortalece todo el cuerpo, especialmente el corazón.

Otras personas están leyendo

Los hechos

Según la Clínica Mayo, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en hombres y mujeres en todo el mundo, así como en los Estados Unidos. Esa estadística demuestra lo importante que es obtener tu cuota diaria de actividad física. El ejercicio puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón, y le puede añadir más años a la vida de los pacientes cardíacos existentes.

Ejercicios para prevenir enfermedades del corazón

El ejercicio puede reducir en gran medida el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Incluso si eres nuevo en el mundo del fitness, todavía puedes cosechar los beneficios de la actividad física. Comienza lentamente, y mantén un ritmo que se sienta cómodo. No tienes que correr un maratón para protegerte de las enfermedades del corazón. Un estudio realizado por la Universidad de Harvard concluyó que 30 minutos de caminata enérgica por día funcionan igual de bien en la lucha contra las enfermedades del corazón que los ejercicios más vigorosos. Si eres un atleta más experimentado, ve por el oro y da a tu corazón un entrenamiento intenso. Correr, nadar, saltar la cuerda, jugar al tenis y montar en bicicleta son excelentes ejercicios de cardio. Si los ejercicios tradicionales te aburren, intenta inscribirte en algunas clases de baile. El baile es una forma divertida de conseguir un corazón en forma.

Ejercicios para pacientes con enfermedades cardíacas

Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio. Si has sido diagnosticado con una enfermedad cardíaca, puedes beneficiarte del ejercicio. Asegúrate de preguntarle a tu médico sobre los ejercicios que son mejores para tu condición, y preguntar acerca de cuánto tiempo debes esperar antes de comenzar una rutina de ejercicios. Probablemente, tu médico te indicará empezar despacio, aconsejándote que camines 5 minutos por día y que vayas aumentando el tiempo paulatinamente. Además, las tareas simples como la jardinería, trabajos en el patio, pasar la aspiradora, fregar y quitar el polvo se consideran buenas actividades físicas. Asegúrate de seguir las instrucciones exactas de tu doctor, porque te puedes hacer aún más daño si no estás listo para comenzar a hacer ejercicio. Es imprescindible que informes a tu médico si experimentas dolor en el pecho o dificultad para respirar durante o después del ejercicio. Es posible que desee realizar una prueba de esfuerzo para asegurarse de que estás preparado para el desafío.

Precauciones

Siempre consulta a tu médico antes de comenzar o cambiar tu rutina de ejercicios. Asegúrate de beber mucha agua, por lo menos 64 onzas (1,81 kilogramos) al día. El agua ayuda a mantenerse hidratado y es buena para la salud en general. Evita esforzarte en demasía, sobre todo si ya has sido diagnosticado con una enfermedad cardíaca. Asegúrate de comer tus frutas y verduras en las comidas, e incluso en los aperitivos. Los nutrientes de las frutas y verduras pueden ayudar a aumentar tu fuerza para que puedas obtener el mejor entrenamiento posible.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles