Ejercicios para estimular el trabajo de parto

Escrito por cherryh butler | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para estimular el trabajo de parto
El trabajo de parto. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una mujer embarazada que ha pasado su fecha de parto a menudo está desesperada por encontrar maneras de iniciar el proceso de trabajo de parto, por lo que las teorías acerca de lo que puede ponerlo en marcha son abundantes. Algunas son científicas, mientras que otras son más espirituales. ¿Cuáles se basan en hechos y cuáles son simplemente mitos?

Otras personas están leyendo

Ayudar al trabajo de parto

Las pacientes a menudo acuden a Lisa Fitch, una enfermera que se especializa en la salud de la mujer en La Clínica de la Mujer de Myers, Fitch y Riojas en el norte de la ciudad de Kansas City, en Missouri, para obtener asesoramiento sobre cómo iniciar el trabajo de parto. "El hecho es que no estamos seguros de lo que causa el complejo ciclo de eventos que se producen entre la madre y el bebé", dijo. "No hay ejercicios que una mujer puede hacer para estimular el trabajo de parto, pero hay ciertas actividades que pueden realizarse para ayudar al bebé a bajar en la pelvis, los que a su vez aplica presión y puede ayudar a la dilatación y adelgazamiento del cuello uterino".

Según Fitch, caminar, nadar, subir escaleras, rodar hacia atrás y adelante en una pelota de ejercicio y ponerse en cuclillas puede ser útil. "Sin embargo, nada va a provocar un parto a menos que el cuello del útero esté listo".

Cómo puede ayudar la actividad física

De acuerdo con el sitio Modern Mom, caminar hace que las contracciones se hagan más fuertes y regulares, si ya han comenzado, ya que utiliza la fuerza de gravedad para sacar al bebé y ejerce una presión suave en el cuello del útero para alentar a que se dilate. Caminar no significa necesariamente correr a través de una pista al aire libre o incluso saltar en una rueda de ardilla. Las tareas cotidianas, como caminar por toda la casa, salir a buscar el correo o subir escaleras, son beneficiosas.

Por qué el sexo puede ayudar

No es un mito: el sexo puede realmente ayudar en el inicio del trabajo de parto. Sin embargo, la clave es la hormona en el esperma, no el acto sexual en sí. "Las prostaglandinas liberadas en el semen masculino pueden tener un efecto suavizante en el cuello uterino y, posiblemente, estimular las contracciones uterinas", dijo Fitch. "Es por eso que las mujeres que están experimentando trabajo de parto prematuro deben abstenerse de la actividad sexual. Sin embargo, nada realmente ayuda a menos que el cuello del útero esté dispuesto y capaz".

Aunque los profesionales médicos por lo general son inflexibles al explicar esto a sus pacientes, algunas mujeres insisten en que estar mentalmente preparadas o "en contacto con sus cuerpos" puede provocar el trabajo de todos modos.

Entrar en contacto con tu cuerpo

El trabajo de parto no puede comenzar si estás tensa, así que prueba un baño tibio (no caliente), aromaterapia o sesiones de mimos, como manicuras, cenas, masajes y acupuntura.

Sin embargo, Fitch dijo que hay ciertos lugares en el cuerpo de una mujer embarazada que deben ser evitados si recibe acupuntura o terapia de masaje antes de que el bebé esté completamente desarrollado. "Algunos de estos puntos de presión pueden estimular el trabajo de parto y deben ser aprobados por un profesional de la salud antes de empezar".

Las parteras a menudo sugieren la estimulación del pezón para inducir el parto, según el sitio Giving Birth Naturally. Se produce la liberación de oxitocina, la misma hormona que causa las contracciones uterinas. Esto puede hacerse manualmente o con una bomba eléctrica. Sin embargo, el artículo advierte que durante la estimulación del pezón, el útero a veces puede tener muy poco descanso entre las contracciones, por lo que es importante consultar a un profesional médico antes de comenzar.

Sigue estas instrucciones para aprender más sobre la técnica: sólo masajea uno de los pechos a la vez. Agarra la areola y frota con un movimiento circular hasta que comience una contracción. Es importante imitar la acción de succión del bebé. Detente después de que empiece la contracción. Espera 15 minutos y luego repite. Las mujeres embarazadas deben dejar de usar la estimulación del pezón cuando las contracciones tengan tres minutos de diferencia o duren un minuto o más.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles