Ejercicios físicos para la disfunción del nervio peroneo

Escrito por dana severson | Traducido por gabriela alessandrello
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios físicos para la disfunción del nervio peroneo
La disfunción del nervio peroneo puede destruir la cobertura del nervio afectado y causar la degeneración celular de los nervios. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

La disfunción del nervio peroneo es una forma de neuropatía periférica, en la que el daño en los nervios ocurre dentro de una rama del nervio ciático que conduce a la pierna. Este daño puede destruir la cobertura del nervio afectado y causar la degeneración celular de los nervios. Las personas con este problema médico pueden experimentar entumecimiento en la pierna y pérdida del tono muscular, de la masa y del control muscular. El tratamiento de esta condición regularmente involucra terapias que mantienen la movilidad de la pierna afectada.

Otras personas están leyendo

Fuerza

Para algunas personas, la terapia física es una opción para la disfunción del nervio peroneo Tu terapeuta físico va a establecer un programa que se ajuste mejor a tus necesidades, pero los ejercicios generalmente giran en torno al entrenamiento de la fuerza. Este tipo de entrenamiento te puede ayudar a mantener la masa muscular de la pierna y por lo tanto mantener la fuerza muscular, lo que debería ayudar a la movilidad. Trabajarás con distintos pesos, bandas de resistencia e incluso con tu propio peso corporal para mejorar la fortaleza de tus músculos.

Flexibilidad

Además del entrenamiento de la fuerza, es normal incluir ejercicios para la flexibilidad en la rutina. Estos ejercicios involucran elongación en la pantorrilla, isquiotibiales, rodillas y otros músculos, coyunturas y tendones de la pierna y pie. Estas actividades pueden mantener la flexibilidad, lo que obviamente hará que te sea más sencillo moverte y realizar otros ejercicios pensados para el tratamiento de este problema médico. Sin embargo, la elongación también sirve para aliviar las molestias que causa la disfunción de este nervio.

Cardio

A medida que va mejorando tu fuerza y flexibilidad, tu terapeuta físico probablemente te sugiera incorporar actividades cardiovasculares en tu régimen de ejercicios. Los ejercicios de bajo impacto como, por ejemplo, hacer bicicleta, nadar y ejercicios aeróbicos en el agua son los mejores. Las actividades de alto impacto puede causar estrés repetitivo, especialmente en personas con daño en los nervios. A su vez, esto puede resultar en complicaciones graves de la salud, así que no te pases con los ejercicios cardiovasculares. Hasta ejercicios de 5 a 10 minutos diarios pueden empezar a dar beneficios, pero tendrás que aumentar la cantidad de tu ejercicio, a medida que tu estado físico mejore. Una buena meta es al menos 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana.

Tratamiento

La terapia física, sin embargo, no siempre corrige la causa del daño al nervio y es probable que necesites otro tipo de tratamiento en combinación con los ejercicios para mejorar tu problema médico completamente. Los corticosteroides se pueden utilizar para reducir la inflamación que pone presión en el nervio afectado y, en algunos casos, un tratamiento quirúrgico puede aliviar las zonas de compresión. Algunas personas necesitan soportes ortopédicos, cabestrillos u otros aparatos de ortopedia para ayudarlos a movilizarse. Todo depende de la gravedad de la degeneración del nervio y del daño causado. Verifica con tu médico antes de elegir un tipo de tratamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles