Ejercicios para una lesión braquial

Escrito por rick rockwell | Traducido por karina depaoli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para una lesión braquial
El braquial está localizado entre el hombro y el codo. Se puede fortalecer a través de varios ejercicios de bíceps. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Ubicado entre el bíceps y el codo, el braquial es un músculo diseñado para doblar la articulación del codo de forma isométrica. Por ser el músculo clave para realizar dicha acción, el braquial está involucrado frecuentemente en lesiones relacionadas al ejercicio o los deportes, en donde la flexibilidad del brazo se usa mucho, como al jugar al tenis o hacer flexiones. Como consecuencia, la tendinitis braquial comúnmente aflige físicamente a individuos activos, especialmente aquellos que se involucran en movimientos de brazo enérgicos y repetitivos.

Otras personas están leyendo

Síntomas

También llamada "codo de tenista", la tendinitis braquial es a veces un problema recurrente que requiere ejercicios para reducir la rigidez y el dolor asociados con recaídas. Los síntomas incluyen dolor concentrado en el codo, imposibilidad de flexionar el codo de manera cómoda, hinchazón alrededor o directamente arriba del codo, e inflamación. El tratamiento depende de la severidad de los síntomas. Si la tendinitis braquial extrema se deja sin tratamiento, puede causar el síndrome de túnel carpiano o bursitis, lo que requiere de inyecciones de cortisona y terapia física.

Evitar la tendinitis braquial

Debido a que este músculo es utilizado de forma rutinaria al hacer deportes o realizar cualquier actividad físicamente agotadora, el ejercicio regular del músculo es necesario para evitar hacerse un esguince o desgarrarse. El simple hecho de doblar el codo no es suficiente para evitar un incidente de tendinitis braquial. Los ejercicios de resistencia específica que se orientan a los tendones del brazo son importantes para prevenir que este músculo se debilite entre sesiones de actividad física.

Espirales de hartela

Las espirales de hartela pueden entrenar el músculo braquial. Al realizar este ejercicio, mantén tu espalda derecha y eleva la hartela lentamente, concentrándote en flexionar tus codos usando un movimiento parejo y controlado. El peso de la hartela debería correlacionarse con la fuerza de los músculos de tus brazos, ya que algo demasiado liviano no le dará salud al músculo y algo demasiado pesado puede dañarlo.

Espirales martillo con mancuernas

Los espirales martillo con mancuernas son parecidos a los espirales de hartela, pero ejercitan un área diferente de los bíceps porque subes en espirales la mancuerna hacia tu hombro en lugar de hacia tu pecho. Manteniendo tu espalda derecha, sostén una mancuerna en cada mano cerca del lado de tu muslo, con tus palmas hacia tus muslos. Luego, eleva las mancuernas al flexionar tus codos hasta que éstas toquen tu hombro. No permitas que tu codo se aleje de tu lado; presiónalo contra tu cuerpo de modo que el músculo braquial sea el que levante las mancuernas. Realiza varios espirales martillo con mancuernas al alternar de brazo hasta que el músculo se sienta tirante, pero no dolorido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles