Ejercicios para metatarsalgia

Escrito por alexis lawrence | Traducido por florencia kushidonchi
Ejercicios para metatarsalgia

La metatarsalgia es una afección común del pie.

pies image by mercedes navarro from Fotolia.com

La metatarsalgia es una afección común del pie que se concentra en la pelota del mismo donde se une al segundo dedo, o la segunda articulación metatarsofalángica. Algunas personas pueden tener afectados más de un metatarsiano. La causa principal es la aplicación de presión mayor en esa articulación que en las otras debido a una variedad de problemas posibles.

Otras personas están leyendo

Causas y síntomas de la metatarsalgia

Hay varias causas que pueden provocar metatarsalgia en el pié. Huesos metatarsianos que son más largos, altos o bajos que otros huesos, zapatos de tacones altos con rellenos inadecuados, tener sobrepeso o estar parado demasiado tiempo, son sólo algunas. En general el dolor de la metatarsalgia se siente como un moretón y aumenta al estar parado en una superficie rígida o caminando, pero disminuye con zapatos con un apoyo adecuado. Se puede formar un callo debajo del metatarsiano dolorido. Si el problema avanza, se pueden romper los ligamentos de la articulación, lo que lleva a un dedo en martillo, por lo que es mejor no ignorarlo.

Ejercicios efectivos en el tratamiento de la metatarsalgia

Estirar el tendón de Aquiles: párate en un escalón o borde de manera que la parte frontal de tus pies estén en la superficie y la parte posterior quede colgando. Baja tus talones tanto como puedas sin causarte dolor. Mantén la posición por cinco segundos. Sube para pararte de puntas y mantén por cinco segundos. Vuelve a bajar hasta la posición original. Haz tres series de 12, descansando 30 segundos entre cada serie. Estirar la pantorrilla : ubícate en frente de una pared a la distancia de tu brazo. Da un paso al frente en una pierna y empuja la pared con tus manos. Deberías sentir que se estira la pantorrilla de la pierna que está en su posición original. Mantente así entre 30 y 60 segundos, tanto como soporte tu pierna. Vuelve a la posición original y repite con la otra pierna. Flexión de tobillo: siéntate en una silla o mueble lo suficientemente alto como para cruzar tus piernas con naturalidad. Cruza la pierna con el pie dolorido sobre la otra. Sostén el tobillo del pie dolorido con una mano y aprieta los dedos del mismo pie con la otra. Cierra tus dedos del pie hacia la suela del pie hasta que comiences a sentir dolor. Relájalos un poco hasta que dejes de sentir dolor y mantén tu pie en esa posición durante 10 segundos. Luego, descansa por 10 segundos, y repite. Haz tres series de ocho. Si tienes metatarsalgia en ambos pies, haz tres series de ocho en ambos lados. Elongación de tobillo: siéntate en la misma posición que en la flexión de tobillo, pero en vez de cerrar tus dedos hacia la suela del pie, ábrelos alejándose de la misma y hacia tu espinilla. Sigue estirando hasta que sientas dolor y mantén durante 10 segundos. Relaja tu pie por 10 segundos y repite. Al igual que en la flexión de tobillo, haz tres series de ocho en cada pie afectado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media