Ejercicios para mujeres con 35 semanas de embarazo

Escrito por nicole crawford | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para mujeres con 35 semanas de embarazo
El yoga es un muy buen ejercicio para la última etapa del embarazo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una vez que has alcanzado la trigésimo quinta semana de embarazo, no deberías realizar los ejercicios más vigorosos que hiciste durante los estadios prenatales más tempranos o anteriores a quedar embarazada. El estar en la recta final de tu embarazo no te condena a quedarte inmóvil. De hecho, algunos de los ejercicios que puedes hacer en esta etapa hasta pueden ayudar a preparar tu cuerpo para el trabajo de parto y el alumbramiento.

Otras personas están leyendo

Yoga y meditación

El yoga es un excelente ejercicio para realizar durante todo el embarazo. En sus últimas semanas, puedes sentir mucho dolor en la espalda debido al peso de tu vientre. Realiza ejercicios de yoga antes de acostarte por las noches y por la mañana, para aliviar estos síntomas. La postura del gato y de la vaca son ejercicios que disminuyen la tensión en la parte baja de la espalda a la vez que estimula al bebé para que se coloque en la posición adecuada para el parto. La meditación y la relajación profunda son excelentes ejercicios mentales que te prepararán para la intensidad del trabajo de parto.

Caminar

Caminar es un excelente ejercicio para realizar durante todo el embarazo. SI has estado caminando durante el primer y segundo trimestre, puedes continuar haciéndolo en el tercero y hasta la trigésimo quinta semana. Caminar estimula la circulación sanguínea y además es un ejercicio aeróbico, el cual aumenta tu cantidad de oxígeno y la de tu bebé. Si tienes hijos más pequeños, caminar es un muy buen ejercicio para realizar con ellos. No olvides usar zapatos adecuados y mantenerte hidratada durante la caminata.

Ejercicios de parto y de alumbramiento

El nacimiento de tu hijo está muy cerca, así que comienza a entrenar el cuerpo para el enérgico trabajo de parto y el alumbramiento. Si no has estado realizando los ejercicios durante el embarazo, no es demasiado tarde para comenzar. Estos ejercicios tonifican los músculos de tu piso pélvico y ayudan a controlar los músculos de la pelvis tanto durante el trabajo de parto como luego del alumbramiento. Las mujeres que realizan los ejercicios Kegel durante sus embarazos tienden a tener períodos de recuperación más cortos y menos problemas de retención urinaria luego del parto. Este ejercicio también puede disminuir el riesgo de requerir una episiotomía durante el parto. Las cuclillas, las contracciones pélvicas y los movimientos de los músculos abductores son otros efectivos ejercicios de parto y alumbramiento.

Contraindicaciones

Aunque realizar ejercicio sea por lo general seguro y recomendado a lo largo del embarazo, algunas enfermedades y síntomas pueden impedirlo durante las últimas semanas. Si tu bebé no ha alcanzado la posición correcta para el parto, deberías evitar el ejercicio debido a que puede estimularlo a permanecer de nalgas. Otras contraindicaciones para el ejercicio incluyen placenta previa, desprendimiento prematuro de placenta, incompetencia cervical o antecedentes de aborto o parto prematuro. Si no estás segura acerca de cuánto ejercicio puedes realizar en este momento, consulta con tu médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles