Ejercicios pélvicos para varones

Escrito por hannah rice myers | Traducido por felipe builes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios pélvicos para varones
Ejercitar los músculos pélvicos previene la eyaculación precoz. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los ejercicios pélvicos, mejor conocidos como ejercicios de Kegel, a menudo se asocian con las mujeres para ayudarlas a fortalecer sus músculos vaginales después de tener un hijo o para ayudarlas con la incontinencia urinaria. Sin embargo, estos ejercicios ahora son una opción popular entre los hombres por varias razones.

Otras personas están leyendo

Razones para hacer ejercicio pélvico

El músculo pélvico en los hombres soporta la uretra, el recto y la vejiga. Por lo tanto, la realización de estos ejercicios puede ayudarte a prevenir, reducir o restaurar la pérdida de control de la vejiga, especialmente en los casos en que se la ha sometido a un tratamiento para el cáncer de próstata. El músculo de la pelvis también es responsable de forzar el líquido seminal de la glándula de la próstata. Debido a esto, los ejercicios pélvicos también pueden prevenir la eyaculación precoz, lo que resulta en una mejor vida sexual para los hombres que los practican regularmente.

Encontrando tu músculo pélvico

Esto se hace de dos maneras: la forma más sencilla es ir a un cuarto de baño cuando tengas necesidad de orinar. Durante el proceso, interrumpe la orina. El músculo responsable de detener la micción es el músculo pélvico. También puedes tumbarte en el suelo e introducir un dedo en el recto. Aprieta como si trataras de evitar la defecación o la micción. Deberás sentir como el músculo en el recto aprieta alrededor de tu dedo. Una vez que esto suceda, sabrás que has utilizado el músculo pélvico.

Realiza el ejercicio

Antes de comenzar, vacía tu vejiga. Comienza con contracciones lentas, esto consiste en apretar los músculos del ano, como si trataras de retener la orina. Una vez endurecido, mantenlo así mientras cuentas hasta 10. Durante este tiempo, respira normalmente y los únicos músculos que debes utilizar son los músculos pélvicos. Tu musculatura abdominal, tus piernas y el resto de tu cuerpo deben estar relajados. Si no es así, no estás realizando el ejercicio correctamente. Relaja lentamente el músculo contraído y déjalo flojo durante un conteo de 10. Debes hacer una serie de 10 contracciones, tres veces al día. Sigue la serie de contracciones lentas con cinco a 10 contracciones rápidas. Esto puede ayudarte a prevenir la pérdida de control de la vejiga.

Considera estos consejos

La primera vez, al empezar, puede que no tengas la capacidad de mantener la contracción durante el conteo completo de 10, lo que es normal. Mantén la contracción durante el tiempo que puedas y trabaja hasta alcanzar la cuenta completa a medida que aumenta el tono muscular. Para recibir los beneficios de estos ejercicios debes hacerlos todos los días, preferiblemente a la misma hora. La mañana, la tarde y la noche son buenos horarios. Puede tomarte hasta seis meses antes de que notes los resultados, sin embargo es posible que percibas una diferencia en tan sólo seis semanas. Esto dependerá de tu condición, el propósito del ejercicio y tu diligencia al hacerlo. Por último, ten en cuenta que son convenientes. Se pueden hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Y nadie verá que los realizas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles