Ejercicios para pelvis torcida

Escrito por sarka-jonae miller Google | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para pelvis torcida
Ejercicios de Pilates (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Una pelvis torcida es una condición en la cual ésta no está pareja, ya sea con una rotación hacia abajo o hacia un lado. Esto puede llevar a una cadera dislocada si no se hace algo al respecto. Puedes hacer ejercicios para enderezarla y fortalecerla en tu casa para, corregir su posición. El pilates puede enseñarte todo lo que necesitas, pero en algunos casos, la terapia física puede ser necesaria.

Otras personas están leyendo

Ejercicios de pilates para ser consciente del cuerpo

Las clases y DVD's de pilates, especialmente aquellos dirigidos a restaurar y alinear posturas y balance, pueden ayudar a corregir una pelvis torcida. Éste primero te ayudará a concentrarte en los músculos principales y luego eventualmente hará que tomes consciencia de la posición de tu pelvis y como seguir corrigiendo esa inestabilidad. Una manera de comenzar a tomar consciencia de esto es acostándote en el suelo, cara hacia arriba, y ver si estás apoyada en ambos lados de tu cuerpo de igual manera. Pregúntate si sientes un lado de tus glúteos u hombros haciendo más presión contra el piso que del otro lado. Siéntate en una silla como lo harías normalmente, fíjate si sientes más peso de un lado de tus glúteos que del otro. Esto te ayudará a identificar como es cuando tu cadera no está alineada.

Ejercicios de círculos con una sola pierna

Los ejercicios de círculo con una sola pierna son una manera simple de corregir una pelvis torcida. Es efectivo porque entrena cada lado de ésta y los glúteos de manera separada, por lo tanto refuerza y estira ambos, sin que uno compense el otro. Aprenderás a estabilizar cada lado completamente. Haz este ejercicio recostándote sobre tu espalda y extendiendo tu pierna izquierda apuntando al techo. Asegúrate de que el lado derecho de tu cadera, rodilla y tobillo formen una línea perpendicular al piso. Puedes doblar la rodilla al principio, si no puedes mantener la pierna estirada. Haz un círculo con tu pierna 5 veces en dirección de las agujas del reloj, hazlo lo más grande posible manteniendo ambos glúteos sobre el piso. Realízalo en dirección opuesta otras 5 veces. Repite con la pierna derecha.

Enrróllate

El ejercicio en que te "enrrollas" fortalecerá los músculos de tu espalda y estirará los de tu espalda baja, glúteos y muslos. Comienza por recostarte sobre ella con tus piernas extendidas y tus brazos extendidos por sobre tu cabeza sobre el suelo. Aprieta tus abdominales, y enróllate lentamente despegándote del piso. Permite que tu espalda baja se curve. Continúa pasando más allá de la posición de sentado mientras que intentas alcanzar los dedos de tus pies. Haz que tu cuello caiga hacia adelante para alcanzar tus piernas. Vuelve lentamente a la posición inicial. Es importante notar si estás enrollándote de manera pareja en ambos lados de tu cuerpo. La parte derecha e izquierda de tus glúteos deberían tocar el piso al mismo tiempo.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles