Ejercicios para perros después de una osteotomía de cabeza femoral

Escrito por lori corrigan | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para perros después de una osteotomía de cabeza femoral
Los ejercicios suaves y deliberados ayudan a los perros a sanar apropiadamente después de una osteotomía de cabeza femoral. (dog image by .shock from Fotolia.com)

El cuidado posquirúrgico de un osteotomía de cabeza femoral, que elimina la cabeza del fémur, exige la restricción de movimientos durante 12 semanas, mientras que tu perro se recupera del procedimiento ortopédico. Durante este tiempo, es esencial para el proceso de curación que él participe en una serie de diferentes ejercicios para restaurar lentamente músculo de la cadera y la movilidad.

Otras personas están leyendo

Semana 1

Muy poco movimiento debe ocurrir esta primera semana conforme mejora el lugar donde ocurrió la cirugía; hacer lo mínimo aunque sea un poquito agotador puede rasgar puntos y desalinear la colocación del hueso. Según Servicios Veterinarios Adamson, la primer maniobra física está en el rango de movimiento pasivo: flexión suave de la pierna y extensión de la cadera. Realiza estas repeticiones lentas tres veces al día durante 20 a 30 veces cada intervalo. Caminatas tranquilas y sin prisas de 10 minutos al día son también un procedimiento estándar a pesar del hecho de que tu perro probablemente cojee y ande en sólo tres patas.

Semanas 2 y 3

La gama de ejercicios de movimientos pasivos ya no son necesarios en este momento si la pata y cadera de tu perro se mueven en sincronía con sus otras extremidades: de lo contrario, continúa con la misma repetición y frecuencia hasta que haya alcanzado este nivel de movilidad. El veterinario móvil con sede en Nashville Paul Newman escribe que las caminatas lentas con correa pueden incrementar a unos 20 minutos para cada una de las tres caminatas diarias. Podrás ver a tu perro comenzar a tocar la punta del dedo con el suelo conforme avanza.

Semanas 4 y 5

Además de 30 minutos de paseos lentos con correa, tu perro puede ahora comenzar a ejercer su articulación de la rodilla. Pon a tu perro en la posición sentado/de pie con su pierna convaleciente al ras con la pared; haz que repita este ejercicio dos veces al día durante un máximo de cinco minutos, recomienda Servicios Veterinarios Adamson en Salem, Ohio. A esto se añade una serie de caminatas en forma de ocho hacia la izquierda y la derecha, repitiendo de 10 a 15 veces en cada lado para una serie diaria de tres. Este es también un buen momento para comenzar la hidroterapia (nado) para un máximo de tres minutos, dos veces al día para estimular una mayor gama de movimiento en un entorno de dinamismo.

Semanas 6-8

Aumenta la velocidad de cada pata sólo hasta el punto en que tu perro está todavía poniendo su peso sobre la pierna que está sanando conforme se mueve, añade otros 10 minutos para un total de 40, tres veces al día. Este es también el punto, según Servicios Veterinarios Adamson, en que los paseos deben incorporar aproximadamente 20 minutos de inclinación y declinación en terreno accidentado o similar. Los pasos se han convertido en una parte importante del tratamiento postoperatorio de tu perro, haz que suba despacio un tramo de escaleras entre cinco y 10 veces al día. Mantén los mismos horarios de natación que en las semanas 4 y 5.

Semanas 9-12

La frecuencia de paseos disminuye mientras que aumenta la duración en estas tres últimas semanas, con una o dos caminatas diarias a paso ligero de hasta 40 minutos cada una. Newman sugiere que se añada una carrera corta dos veces al día de 10 a 15 minutos , sin hacer vueltas, que construirán el músculo y la movilidad sin poner ningún esfuerzo de fricción en el área de la cadera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles