Ejercicios para personas con muletas

Escrito por crystal welch | Traducido por lucas huidobro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para personas con muletas
Los ejercicios en las muletas te mantendrán en movimiento. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Las muletas te ayudan a movilizarte cuando tu cuerpo se recupera de una lesión. Son utilizadas por los que sufren accidentes cerebrovasculares y aquellos con lesiones de la parte inferior del cuerpo, que incluyen la cadera y las piernas. La academia americana de cirujanos ortopédicos dicen que aprender a usar las muletas es esencial. Tienes que hacer tus ejercicios regularmente para alcanzar los mejores resultados.

Otras personas están leyendo

Subir escaleras

Subir las escaleras puede ser un ejercicio que puedes hacer con las muletas, ya sea que tengas una barandilla o no. Si no tienes una disponible, puedes subir al dar primero un paso con tu pierna fuerte. El peso tiene que estar en los agarres de la mano de la muleta. Luego de que hayas levantado tu cuerpo en la escalera, deja que tu pierna débil (lastimada) siga. No quieres poner peso sobre esa pierna. Finalmente, levanta las muletas al escalón para sostener el peso de tu cuerpo. Debes asegurarte de que los dedos despejen el escalón antes de seguir al próximo, si es que estás utilizando un yeso.

También puedes subir la escalera utilizando una barandilla. Coloca ambas de las muletas debajo de tu brazo en el costado que no esté contra la barandilla. Agárrate a esta. Sube con tu pierna fuerte. Sube tu pierna débil y las muletas al mismo escalón. Asegúrate de que lideras con tu pierna fuerte mientras subes la escalera.

Bajar escaleras

Empieza a descender la escalera al hacer el proceso en reversa. Esta vez debes asegurarte de que tus dedos estén cerca del borde del escalón antes de moverte al próxima. Coloca ambas muletas en el escalón debajo. Baja tu pierna herida a este. Coloca ambas muletas en el escalón. Coloca todo el peso sobre el agarre de las manos de las muletas. Baja con tu pierna fuerte. Repite este ejercicio hasta que hayas llegado al suelo.

Bajar las escaleras con una barandilla puede ayudarte. Coloca ambas muletas debajo de tu brazo opuesto a la barandilla. Baja las muletas al escalón de abajo. Baja con tu pierna débil, y luego coloca tu peso en la barandilla y muletas. Baja tu pierna fuerte.

Caminar

Caminar es un ejercicio que puedes hacer con muletas, ya sea que tengas yeso o no. Coloca las muletas entre 8 (20,3 cm) a 12 (30,4) pulgadas delante de ti. Coloca la mayor cantidad de peso posible en tu pierna débil. Empuja hacia abajo en los agarres de las manos y da un paso con tu pierna fuerte. Mueve tus muletas hacia adelante y repite este proceso. Si tienes un yeso, empuja hacia abajo en los agarres de las manos y evita que tu pierna débil toque el piso. Estarás dando pasos con las muletas y tu otra pierna.

Levantamiento recto de la pierna

Puedes hacer levantamientos rectos con la pierna para fortalecer los músculos de la misma. Recuéstate en tu espalda y coloca una almohada debajo del talón de tu pierna lastimada. Dobla tu pierna buena y coloca el pie plano en la cama. Levanta tu pierna herida mientras la mantienes recta. Quédate así por cinco segundos, y luego, baja lentamente la pierna. Repite este ejercicio cinco veces.

Reforzar el agarre de la mano

Hacer ejercicios para reforzar el agarre de la mano te ayudará a sostenerte en las muletas con mayor eficiencia. Encuentra un balón chiquito del tamaño de un balón de tenis. Sostenla en la mano y empieza a apretar el balón por cinco segundos y suelta. Luego repite con la otra mano.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles