Ejercicios para personas con necrosis avascular

Escrito por kimberly rienecke | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para personas con necrosis avascular
Los ejercicios de amplitud de movimiento ayudarán a prevenir la rigidez en la articulación. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

La necrosis avascular, u osteonecrosis, es una afección en la que los tejidos óseos mueren a causa de una deficiencia en el suministro de sangre. Esto puede suceder por varias razones, como las altas dosis de corticoesteroides, las lesiones, el consumo excesivo de alcohol, la quimioterapia, la radiación y la anemia de células falciformes. La osteonecrosis puede afectar a cualquier hueso, pero comúnmente ocurre en la articulación de la cadera. A menudo se recomienda hacer ejercicio como parte del plan de tratamiento inicial para promover la reparación del hueso y retrasar la cirugía.

Otras personas están leyendo

Beneficios del ejercicio

El ejercicio promueve la circulación sanguínea hacia las articulaciones. Esto proporciona los nutrientes que el hueso necesita para sanar a la vez que alivia el dolor. Un estudio publicado en 2006 en “Journal of Bone and Joint Surgery” estableció que la fisioterapia como único tratamiento era igualmente efectiva que la combinación de cirugía y fisioterapia para pacientes con osteonecrosis en la cabeza del fémur. El 82% de la población base tratada con una descompresión del núcleo y fisioterapia manifestó no haber experimentado hundimientos de la cabeza femoral transcurridos los tres años, en comparación al 86% que sólo se trató con fisioterapia. Los investigadores mencionaron que el 90% de los pacientes experimentará un hundimiento de la cabeza femoral dentro de los cinco años posteriores al diagnóstico. Esto sugiere que la fisioterapia puede ser una manera efectiva de evitar la cirugía.

Ejercicios de amplitud de movimiento

El objetivo de estos ejercicios es mantener o incrementar la flexibilidad articular. La necrosis avascular puede provocar rigidez en las articulaciones y dificultar la movilidad. Algunas veces, esto puede pasar desapercibido durante algún tiempo, por lo tanto, es fundamental comenzar con los ejercicios inmediatamente después del diagnóstico.

Ejercicios de fortalecimiento

El objetivo de los ejercicios de fortalecimiento es incrementar la masa muscular que rodea las articulaciones para protegerlas de las lesiones. Entre ellos se incluyen el levantamiento de pesas o los ejercicios con bandas de resistencia.

Ejercicios que hay que evitar

El Centro de Oncología de la Universidad de California en Davis, informa que una de las mejores cosas que puedes hacer para retrasar el daño es evitar los ejercicios con soporte de peso que involucren a las articulaciones afectadas. Al hacerlo, se reduce la presión que se ejerce sobre el hueso, lo que permite su sanación. Tu médico te puede recomendar el uso de dispositivos, como muletas, para disminuir el peso sobre la articulación afectada. Además, es probable que te sugiera reducir las actividades que impliquen carga de peso o cambiar a otro tipo de ejercicio.

Consideraciones

Tu médico determinará los ejercicios apropiados en tu caso. Estas actividades a menudo se recomiendan como parte del tratamiento inicial si el diagnóstico es temprano y todavía es posible reducir el daño el daño articular. Desafortunadamente, en muchos casos, el ejercicio sólo demorará la cirugía y aliviará el dolor momentáneamente. Eventualmente, la mayoría de las personas deberá someterse a un cirugía para reparar el hueso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles