¿Puedo hacer ejercicios si tengo la placenta baja?

Escrito por marcy reed | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedo hacer ejercicios si tengo la placenta baja?
Los médicos pueden detectar si la plancenta está baja por medio de una ecografía. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

La placenta de tu bebé se adhiere a la parte interna del útero cuando se inicia el embarazo. A medida que el útero crece, por lo general el sitio en donde se une la placenta con el útero se aleja del cuello uterino (la abertura del útero) y se mueve hacia la parte superior, es decir, el fondo del útero. Sin embargo, si la placenta está cerca del cérvix durante el embarazo, debes tomar algunas precauciones especiales para reducir el riesgo de complicaciones. Debes consultar a tu médico o con tu partera sobre el plan de ejercicios que puedes realizar durante el embarazo; quizás tengas que evitar el entrenamiento, sobre todo si tienes una placenta baja.

Otras personas están leyendo

Placentas

La placenta es un órgano asombroso que permite que el oxígeno, los nutrientes y los fluidos se trasladen desde tu cuerpo hacia el cuerpo de tu bebé y elimina los productos de desecho que salen de su cuerpo. La placenta completa la línea de vida de su bebé. Este órgano se une de forma segura al interior de tu útero. En la primera mitad del embarazo, el útero es pequeño y la placenta puede estar ubicada cerca del cuello uterino; a medida que el útero crece y se expande, normalmente la placenta se aleja del cuello del útero.

Placenta baja

Una placenta baja se encuentra cerca del cuello uterino, pero no cubre la abertura cervical en absoluto. Una ecografía puede indicar si tu placenta está baja, y en ese caso, a qué distancia se encuentre del cérvix. Esta distancia se mide en centímetros, y es probable que debas realizarte una ecografía vaginal para obtener una medida precisa. El riesgo que ocasiona una placenta baja, tanto para ti como para el bebé, depende de muchos factores, como, por ejemplo, la distancia entre el borde de la placenta y el cuello uterino y qué tan avanzado está tu embarazo.

Ejercicios físicos

Para la mayoría de las mujeres, el ejercicio es una parte muy importante para un embarazo saludable. Desafortunadamente, si tienes una placenta baja, el médico te va a recomendar que limites o evites realizar ejercicios según la ubicación de la placenta y qué tan avanzado está tu embarazo. Por ejemplo, si estás en los primeros meses y el borde de la placenta está ubicado a varios centímetros de distancia del cuello uterino, puedes realizar caminatas o ejercicios leves, ya que es probable que, a medida que avanza tu embarazo, el borde de la placenta migre y se aleje del cuello del útero. Sin embargo, si estás cursando el tercer trimestre de embarazo y la placenta se ubica a sólo medio centímetro de distancia del cuello uterino, es probable que el médico te recomiende que evites el ejercicio físico.

Advertencia

La diferencia entre una placenta baja y una placenta previa es que la primera se encuentra cerca del cuello del útero, mientras que la placenta previa toca o cubre parte o todo el cuello uterino. Una ecografía puede ser útil para determinar si la placenta es baja o previa, pero no es una prueba infalible. Si la placenta es baja, debes ejercitarte con cuidado y reducir tus actividades diarias, abstenerte de tener relaciones sexuales y observar si tienes sangrado vaginal en caso de que la placenta toque o cubra el cuello uterino. Siempre charla con tu médico sobre tu diagnóstico y qué precauciones debes tomar, y busca atención médica de emergencia si ves un sangrado nuevo o inexplicable durante el embarazo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles