Ejercicios, precauciones y contraindicaciones en la artritis reumatoidea

Escrito por gemma argent | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios, precauciones y contraindicaciones en la artritis reumatoidea
El ejercicio ayuda a mejorar la condición de los pacientes con artritis reumatoidea. (yoga stance on one knee and one hand image by Pavel Losevsky from Fotolia.com)

Los pacientes con artritis reumatoidea (AR) tienen una enfermedad crónica en la cual se presenta una inflamación en el tejido sinovial de las articulaciones. Estos pacientes experimentan dolor durante el movimiento. Por esta razón, muchos de ellos tienden a ser sedentarios. Sin embargo, el ejercicio regular es beneficioso para minimizar el dolor y fortalecer los huesos y músculos. Existen tres grupos principales de ejercicios: estiramiento, construcción de fuerza y acondicionamiento. Incluso aunque se haya probado que el ejercicio tiene beneficios a corto y largo plazo, existen precauciones que los pacientes con AR deben tener en cuenta para prevenir daños futuros en las articulaciones.

Otras personas están leyendo

Precauciones

Como la AR daña las articulaciones, los pacientes que padecen esta enfermedad pueden tener articulaciones muy debilitadas, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones durante los ejercicios agotadores. Por lo tanto, los ejercicios de bajo impacto son la mejor opción. Éstos incluyen actividades como estiramiento, para ayudar a mantener la flexibilidad, caminar y nadar. Si la artritis está concentrada en las caderas o rodillas, las actividades de escalada como las máquinas de escalar deben limitarse para no ubicar tensión excesiva en las zonas afectadas.

Contraindicaciones

Las recomendaciones del Colegio de Medicina Deportiva de Estados Unidos establecen que cuando se presenta una inflamación severa de las articulaciones en pacientes con AR, el ejercicio agotador está contraindicado y se necesitan dos a tres días de descanso para aliviar la inflamación. Después de descansar, se pueden iniciar ejercicios de bajo impacto para mantener la fuerza de los músculos. Los ejercicios de alto impacto como trotar deben evitarse, ya que estresan mucho las articulaciones, pero un reumatólogo puede hacer la mejor determinación acerca de si este ejercicio es seguro.

Los mejores ejercicios

Los mejores ejercicios para quienes sufren de AR son las actividades de bajo impacto durante la inflamación severa de las articulaciones. Cuando el dolor desaparece, los ejercicios adicionales de bajo impacto como usar bandas de tensión, equipos de gimnasia, pesas livianas o el yoga pueden agregarse a la rutina. Si hay un dolor significativo después de practicar un ejercicio en particular, se debe dejar de hacer ese ejercicio. Si el ejercicio se puede tolerar bien, el programa deberá mantenerse e incluso se puede extender. Los beneficios de la actividad regular pronto se verán al notar una reducción del dolor y una mejor salud en general.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles