Ejercicios para recuperarse de una lesión en los músculos isquiotibiales

Escrito por lisa mercer Google | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para recuperarse de una lesión en los músculos isquiotibiales
Las lesiones de los isquiotibiales son comunes en los corredores. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los isquiotibiales son los músculos que se encuentran en la parte posterior de las piernas. Cuando se endurecen por un esguince o desgarre, limitan tu capacidad para realizar ejercicios sin dolor e incluso pueden impedirte que realices tus actividades diarias y funcionales cómodamente. Los velocistas, futbolistas y saltadores de vallas sufren con frecuencia lesiones isquiotibiales, pero cualquier persona con un desequilibrio muscular en una pierna puede ser susceptible a daños en el tendón de la corva. Los fisioterapeutas prescriben ejercicios de recuperación con base en los desequilibrios de los músculos del paciente y patrones típicos del movimiento.

Otras personas están leyendo

Identificación

El bíceps femorales, semitendinosos y semimembranosos comprenden un grupo de músculos isquiotibiales. Se adhieren a la prominencia ósea en cada nalga y en la parte posterior de cada rodilla. Las distensiones de los isquiotibiales pueden ocurrir en cualquier punto de unión o en cualquier lugar a lo largo de la longitud del músculo. Los médicos identifican las lesiones de los isquiotibiales en función de su gravedad. Las tensiones de primer grado son leves y sólo implican una pocas fibras musculares. El ejercicio puede disminuir el dolor y la rigidez, explica los especialistas de la página web del Instituto Nicholas de Medicina Deportiva y Trauma Atlético, pero el dolor puede regresar más fuerte unas horas más tarde. Las lesiones de segundo grado involucran más fibras musculares y pueden causar cojera. El área lesionada puede ser de color negro y azul. Las lesiones de tercer grado involucran un desgarro muscular completo y pueden tardar meses en recuperarse.

Función

Los tendones de los músculos isquiotibiales permiten flexionar tu rodilla y ayudan a los músculos de los glúteos en el movimiento de la pierna de forma recta detrás de tu cuerpo. La restauración de estas funciones es el objetivo de cualquier programa de ejercicio de recuperación de lesión en el muslo, pero los ejercicios serán menos eficientes mientras haya inflamación. Los médicos recetan hielo y elevación antes de comenzar con un programa de ejercicios. Otros, como Brian Mackenzie, un entrenador de la Junta de Gobierno Nacional para Atletismo de pista y campo del Reino Unido, combinan tratamientos con hielo y movimientos. En la página web Sports Coach, Mackenzie explica que si bien el hielo puede ser agradable, él cree que el movimiento es la poción ideal. Él utiliza tratamientos con hielo para adormecer el área y luego le pide a su cliente que realice ejercicios con un rango simple de movimiento.

Tiempo

Dado que una lesión en el muslo puede afectar tu modo de caminar, muchos ejercicios en la etapa temprana de recuperación no soportan el peso. Algunos terapeutas prescriben ejercicios de estiramiento en las fases tempranas del tratamiento, pero los terapeutas del Instituto Nicolás de Medicina Deportiva advierten que un estiramiento agresivo puede agravar la lesión. Una primera fase típica consiste en acostarse boca arriba, descansando la pierna recta contra la pared y manteniendo la posición durante el mayor tiempo posible. Esto tiene dos propósitos: proporciona un suave estiramiento mientras elevas la pierna para reducir la hinchazón. Los programas de recuperación de lesiones en el muslo progresan para incluir el fortalecimiento y, en algunos casos, los ejercicios pliométricos. Los terapeutas de la Clínica Ortopédica y Deportiva de la Universidad de Delaware prescribe caminar caminar levantando las rodillas y estiramiento de los isquiotibiales, lo que implica dar un paso y dar una patada hacia delante del cuerpo. Su programa de fortalecimiento usa pesas en los tobillos y equipo de entrenamiento de fuerza. En vista de que esta clínica trabaja con atletas de la universidad, sus pacientes poseen una fase pliométrica para prepararlos a regresar a sus deportes. Los ejercicios pueden incluir saltos profundos que enfatizan el aterrizaje o flexión de pierna, fase del salto.

Tipos de equipos

Artículos sencillos de casa u oficina complementan la selección de los equipos utilizados para el ejercicio de recuperación de los isquiotibiales. Una silla de oficina es un ejemplo. Siéntate en la silla, extiende la pierna lesionada en frente de ti y dobla la rodilla para tirar de la silla hacia el pie. El pelota de estabilidad proporciona una terapia efectiva del tendón de la corva en las fases posteriores del tratamiento. Recuéstate en posición supina con los pies en la pelota. Levanta cada vértebra hasta que la columna vertebral forma un puente. Permanece en esa forma de puente mientras estiras y flexionas las piernas. A medida que mejore el rango de movimiento y disminuya el dolor, los pacientes utilizan bandas de resistencia, pesas en los tobillos y máquinas para doblar las piernas para ejercitar los tendones de flexión.

Advertencia

El ejercicio terapéutico siempre requiere un diagnóstico preciso que sólo debe realizarlo un médico o fisioterapeuta. Algunos tendones isquiotibiales comparten síntomas con lesiones más graves como rasgaduras del ligamento cruzado anterior. Este tipo de lesión tiene un proceso de rehabilitación diferente. Habla con tu fisioterapeuta acerca de tus preocupaciones sobre las series de ejercicios, repeticiones e intensidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles