Ejercicios de rehabilitación para escoliosis

Escrito por helen trencher | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios de rehabilitación para escoliosis
El yoga es una tradición antigua que ayuda a restaurar la alineación en los pacientes con escoliosis. (Exercises image by Leonid Tarassishin from Fotolia.com)

Aunque muy pocos individuos tienen columnas vertebrales perfectas, la escoliosis es una curvatura anormal de la columna: 20 grados o más que forman una curva de lado a lado (una curva en "C") o dos curvas (una curva en "S"). Según la gravedad de la curvatura, los tratamientos varían desde los controles, las ortesis y las cirugías, explica spine-health.com. Los ejercicios también pueden rehabilitar y restaurar el funcionamiento de la columna.

Otras personas están leyendo

Ejercicios de elongación y fortalecimiento

Antes de comenzar con cualquier programa de rehabilitación, debes estar al tanto de la curvatura de tu columna. Los músculos fuera de la curva son blandos y los que están dentro de la curva se encuentran tensionados. Para corregir esos desequilibrios, realiza ejercicios de fortalecimiento al menos dos veces en los músculos blandos y dos series de ejercicios de elongación en los músculos tensionados. Para elongar los brazos, párate derecho con los pies abiertos al ancho de la cadera. Estira un brazo hacia arriba sin doblarlo mientras estiras el opuesto hacia abajo, también manteniéndolo derecho; cambia de lados. Las flexiones laterales ayudan a aflojar los músculos tensionados. Párate derecho con los pies separados al ancho de la cadera y coloca una mano en la cadera. Estira el otro brazo hacia arriba y por sobre tu cabeza mientras flexionas la cadera; cambia de lados. Las flexiones laterales con peso fortalecen los músculos del lado opuesto del peso. Párate derecho con los pies abiertos al ancho de la cadera. Coloca tu mano izquierda en la cadera y sostén una mancuerna en la mano derecha con el brazo colgando hacia abajo. Inclínate hacia la derecha y baja la mancuerna lentamente hacia la rodilla; cambia de lados.

Ejercicios de estabilidad con balones

Con un balón de estabilidad se fortalecen los músculos centrales y de la espalda baja y se ayuda a corregir la alineación. Para extender brazos y piernas, comienza colocándote boca abajo sobre el balón. Rueda hacia adelante hasta que tus caderas queden firmes encima del balón y tus brazos extendidos derechos hacia el piso con las manos apoyadas. Estira las piernas derechas detrás de ti, abiertas al ancho de la cadera y con los metatarsos tocando el suelo. Eleva el brazo derecho y la pierna izquierda. Deberías ser capaz de dibujar una línea derecha desde la punta de tu mano derecha hasta los dedos de tu pie izquierdo. La elongación de la espalda también ayuda con la rehabilitación para la escoliosis. Arrodíllate en el piso mirando al balón con las piernas abiertas al ancho de la cadera. Déjate caer gentilmente sobre el balón, abrazándolo suave con los brazos. Mantén las rodillas en su lugar mientras elevas el torso con lentitud y presionas las caderas contra el balón. Estira los brazos derechos hacia el frente desde los hombros y continúa levantando el torso hasta que tu espalda quede en una posición casi perpendicular con el piso. Mantén la postura por cinco segundos, luego vuelve despacio a abrazar el balón.

Posturas de yoga

Las posturas de yoga de la tradición Iyengar se concentran en la alineación correcta y en la creación de espacio interno. Luego de practicarlas regularmente, también ayudarán a calmar los malestares de los desequilibrios espinales. Tadasana, la postura de la montaña, enseña a estar equilibrado y te ayuda a ser consciente de tus desequilibrios. Párate derecho con los pies juntos y planos sobre el piso y las nalgas apretadas. Levanta tu diafragma y mueve las costillas hacia adelante mientras llevas los omóplatos hacia abajo y elevas la clavícula. Mantén los brazos hacia abajo y derechos, con las palmas mirando a la parte externa de tus muslos. Mantén esta postura durante al menos un minuto. De Tadasana puedes pasar a Utthita Trikonasana, la postura del triángulo, que enseña el equilibrio y la dirección. Párate con los pies separados a una distancia de 3,5 o 4 pies (1 o 1,21 metros), manteniéndolos derechos. Extiende los brazos derechos desde los hombros, formando un ángulo derecho con el torso y paralelos al piso, mientras llevas los omóplatos hacia abajo. Gira el pie derecho 15 grados hacia la derecha y alinea tu talón derecho con el arco del pie izquierdo. Imagina que tu pelvis es un volante: inhala, exhala e inclínate hacia la derecha mientras rotas el volante hacia la izquierda. Extiende tu brazo derecho hacia abajo y tu brazo izquierdo hacia arriba y sin doblarlos, al mismo tiempo, mantén el pecho y la espalda en el mismo plano que tus caderas. Gira la cabeza y mira al brazo que apunta hacia arriba. Repite lo mismo del otro lado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles