Ejercicios para el síndrome de dolor rótulofemoral

Escrito por carolyn lawrence | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ejercicios para el síndrome de dolor rótulofemoral
Cuida tus rodilla cuando termines de hacer ejercicio. (yoga stance on one knee and one hand image by Pavel Losevsky from Fotolia.com)

El Síndrome de Dolor Patelofemoral (PPS, por sus siglas en inglés) es un problema de dolor que afecta las articulaciones de la rodilla. Este síndrome generalmente es causado por una sobrecarga o un exceso de uso de la articulación de la rodilla. El PPS, también conocido como rodilla de corredor, puede afectar una o ambas articulaciones y normalmente empeora cuando una persona baja los escalones o se inclina; sin embargo, el dolor y la irritación pueden desencadenarse cuando te sientas por largos periodos de tiempo.

Otras personas están leyendo

¿Qué es el Síndrome de Dolor Patelofemoral?

El síndrome de dolor patelofemoral es una condición en la que la rodilla experimenta un cambio físico o químico dentro de la articulación. Los pacientes a menudo se dan cuenta de forma directa del dolor debajo de sus rótulas. Aunque la causa aún es desconocida, se cree que el dolor se debe a que el fémur (hueso grueso) entra en contacto con la patela (rótula). La rótula está diseñada para moverse en el área de la articulación, no sólo hacia arriba y hacia abajo, sino que es capaz de doblarse y girar si es necesario. La rótula protege el área en donde el muslo y la pantorrilla se unen. Sin embargo, si el muslo está ligeramente fuera de sincronización con la articulación puede hacer fricción en la parte trasera de la rótula causando dolor.

Ejercicios de cuadríceps para el Síndrome de Dolor Patelofemoral

Algo que el paciente puede hacer para ayudar a liviar el síndrome de dolor patelofemoral es enfocándote en el cuadríceps. Fortalecerlo ayudará a estabilizar la articulación y mantener el fémur alineado para que no haga fricción con la rótula. Un gran ejercicio para esto es mantener la pierna estirada. Recuéstate en el suelo con ambas piernas estiradas frente a ti. Levántate sobre tus codos y mueve tu pierna izquierda. Levanta tu pierna derecha aproximadamente a 15 cm del suelo, manténla derecha por no más de 10 segundos. Bájala y repite el movimiento de cinco a 10 veces en ambas piernas.

En otro ejercicio de estiramiento para el cuadríceps, los pacientes mantienen la misma posición antes mencionada, pero en lugar de levantar la pierna, el paciente la mantiene derecha por 10 segundos y después la relaja. Repite esto de 5 a 10 veces en ambas piernas.

El equilibrio es importante

Equilibra el cuadríceps estirándolo con un estiramiento de tendón para asegurar que la articulación esté estabilizada en ambos lados. Un desequilibrio puede causar más daño y dolor en la articulación. Incluyendo los abductores de la cadera y los flexores en tus estiramientos aumentarán también la movilidad y estabilidad de la articulación. Los estiramientos deben enfocarse en todos los músculos que ayuden a estabilizar la articulación. El estiramiento de los excesos estabilizarán el muslo en la articulación de la cadera y ayudará a mantener el muslo en la alineación adecuada. Los pacientes también necesitan asegurar que los arcos en sus pies se fortalezcan y estabilicen, ya que los arcos caídos pueden causar que la rodilla se desalínee y de esa forma se cause el PPS.

A pesar de la condición, ejercitarse puede ayudar a aliviar el dolor, pero hazlo de forma lenta y fácil. La mayoría de los pacientes no verán una marcada mejoría en seis semanas, así que sé paciente. El fortalecimiento de la articulación de la rodilla tarda un poco de tiempo y no debe hacerse con prisas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles