Salud

Ejercicios para tratar la ansiedad

Escrito por ashley brooks | Traducido por paulo gutierrez
Ejercicios para tratar la ansiedad

Estos ejercicios te ayudarán a aliviar la ansiedad.

lofilolo/iStock/Getty Images

Los trastornos de ansiedad afectan a millones de personas y representan la enfermedad mental más común en los Estados Unidos. Según el sitio web de la ADAA (Anxiety Disorders Association of America - Asociación de trastornos de ansiedad de América), existen varias terapias y ejercicios efectivos disponibles para tratar los síntomas de la ansiedad. Los ejercicios de autoayuda que puedes practicar para disminuir los síntomas de la ansiedad incluyen la meditación guiada, los ejercicios de respiración y los ejercicios de relajación.

Otras personas están leyendo

Meditaciones guiadas

La meditación es una práctica que es muy elogiada por ejecutivos de negocios, líderes religiosos, sanadores espirituales y gente común. La diferencia entre la meditación guiada y la no guiada es que la meditación guiada te brinda una especie de guión a seguir mientras meditas. Recibes indicaciones visuales, aliento y técnicas para controlar tu respiración y aliviar tu estrés. Las meditaciones guiadas pueden ayudar a lidiar con la ansiedad, ya que se ha demostrado que la técnica reduce la frecuencia cardiaca, crea una sensación de calma y bienestar, y promueve una autoimagen positiva. La sección "Recursos" al final de este artículo proporciona enlaces a sitios web que ofrecen meditaciones guiadas para que las utilices en tu tiempo libre. Cuando se realice una meditación guiada, recuerda que sólo necesitas alrededor de cinco a diez minutos. Si estás sufriendo de ansiedad, es útil intentar meditar antes de ingresar a una situación que consideras estresante, como estar cerca de grandes grupos de personas o estar en un área pequeña.

Ejercicios de respiración

Según el artículo "5 sencillos ejercicios para controlar la ansiedad", escrito por Therese J. Borchard, respirar desde tu diafragma crea una sensación de bienestar y calma. Por esta razón, cuando empieces a sentir ansiedad, enfócate en ralentizar tu respiración y empuja el aire más profundamente en tus pulmones. Esto aliviará tu creciente tensión y te ayudará a volver al presente. El artículo "Ejercicios de respiración" de HolisticOnline.com sugiere que te pares con tus pies separados a la anchura de tus hombros e inhales lentamente mientras elevas tus manos por sobre tu cabeza. Luego exhala y levanta tus manos hacia el cielo. Inhala una vez más y gira lentamente las manos hacia el suelo, después baja lentamente tus brazos mientras sientes el aire saliendo de tus fosas nasales. Puedes repetir este ejercicio en series para obtener una mayor eficacia, ya que la técnica te obliga a concentrarte en tu respiración y en tu cuerpo, manteniendo tu atención lejos de tus preocupaciones.

Ejercicios de relajación

El artículo "Técnicas de relajación" del sitio MayoClinic.com presenta una serie de técnicas de relajación que puedes utilizar cuando sientas que tus niveles de ansiedad se incrementan. También deberías consultar a tu médico o a un profesional de la salud mental para que te brinde consejos y técnicas adicionales, especialmente si te empiezas a sentir incómodo o angustiado mientras realizas estas técnicas. Puedes utilizar la visualización para reducir la ansiedad imaginándote en un ambiente sereno. La visualización es un término algo engañoso, ya que a pesar de que imaginas cómo luce el lugar, también involucras a todos tus sentidos e imaginas cómo se siente y huele el lugar. Por ejemplo, si tu lugar de serenidad es un campo abierto con vista sobre un valle verde, no sólo verías el valle, sino que también olerías el aroma ligeramente dulce del trébol en el aire, y sentirías el viento soplando suavemente contra tu piel. Inicialmente, es posible que tengas dificultades para crear la "imagen", pero los ejercicios de relajación requieren práctica; mientras más los realices, más fuertes serán. También puedes probar la relajación muscular progresiva, en cual tensas los grupos de músculos (como los músculos superiores de tu brazo) y lentamente los relajas. Puedes hacer esto a lo largo de todo tu cuerpo comenzando con los pies y terminando con tu cara (es posible que te sorprenda la cantidad de tensión que tienes en tu cara). La relajación muscular progresiva también puede ayudarte a conciliar el sueño en caso de que la ansiedad te provoque insomnio.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media