Salud

Ejercicios para la trombosis venosa profunda

Escrito por bonnie singleton | Traducido por alejandra prego
Ejercicios para la trombosis venosa profunda

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La trombosis venosa profunda, o TVP, es una condición médica seria que puede amenazar la vida y requiere tratamiento médico inmediato. Posteriormente a un episodio de TVP, tienes un mayor riesgo de una recurrencia y tendrás otras complicaciones de por vida. Una forma de disminuir los riesgos y promover la salud de los vasos sanguíneos en tus piernas es hacer ejercicio con regularidad.

Otras personas están leyendo

Identificación

El TVP es la formación de un coágulo en el interior de una vena de tu cuerpo, frecuentemente en la parte inferior de las piernas o en el muslo, si bien no hay una parte del cuerpo que sea inmune. Debido a que reduce el suministro de sangre en la vena afectada, un coágulo es peligrosos por sí mismo. Pero si un trozo de ese coágulo se separa y viaja a otra región del cuerpo, puede causar complicaciones potencialmente mortales, como la embolia pulmonar, un ataque al corazón o un derrame cerebral. Después de tratar al TVP, el Instituto Nacional de Corazón Pulmones y Sangre ha observado que cerca del 20 al 50 por ciento de los pacientes desarrollan un síndrome postrombótico pasados uno o dos años, una condición caracterizada por la inflamación crónica, el dolor, la pesadez, decoloración o úlceras.

Beneficios del ejercicio

Permanecer sentado o recostado durante largos períodos de tiempo, así como la falta general de ejercicio, son factores que contribuyen a la formación de coágulos en las venas de las piernas. Según el sitio web de Investigadores contra el tromboembolismo, los médicos solían prescribir reposo en cama para las personas que se recuperaban de una trombosis venosa profunda, pero ahora esperan que el paciente recupere la movilidad y comience a hacer ejercicio tan pronto como sea posible. El ejercicio puede reducir el dolor y la inflamación, prevenir los síntomas persistentes en las pantorrillas y reducir el riesgo de otro episodio de trombosis al mejorar la circulación en la pierna afectada.

La visión de los expertos

En un estudio de prueba de seis meses, publicado en enero del 2011 en la "Revista de la Asociación Médica de Canadá", encontró que los pacientes que hacían ejercicio regularmente después de un episodio de TVP tenían un gran aumento en la fuerza de las piernas, en la flexibilidad y en el estado físico general comparados con el grupo de control que no hizo ejercicio. El grupo que ejercitó mostró una mejora en los problemas relacionados a la calidad de vida relacionada con las enfermedades específicamente venosas y en la gravedad de los signos y síntomas postrombóticos.

Recomendaciones

En el estudio canadiense del 2011 mencionado anteriormente, a los sujetos se los instaba a permanecer en movimiento durante al menos cuatro horas al día y moverse tanto como sea posible, caminando entre 650 yardas (560 m) y 7,5 millas (12 km) a diario. El estudio no fue capaz de asesorar sobre la seguridad de los ejercicios más vigorosos después de la TVP, debido a la falta de ensayos clínicos. Una revisión de los estudios hasta el 2004 acerca de la relación entre la trombosis venosa profunda y el ejercicio publicado en la revista "Terapia Física" en ese año, encontró que para obtener los mejores resultados, los pacientes debían comenzar con la movilidad y el ejercicio dentro de las primeras 24 horas después de comenzado el tratamiento para la TVP.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media