Cómo elaborar productos para limpiar el rostro sin jabón

Escrito por kimberly caines Google | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo elaborar productos para limpiar el rostro sin jabón
Masajear el limpiador sobre la piel de tu rostro con las puntas de los dedos te ayuda a limpiar tu cara. (Jupiterimages, Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Si te lavas el rostro con el mismo jabón que lavas tu cuerpo, la piel de la cara se puede resecar porque pierde sus aceites protectores naturales. El jabón para el cuerpo tiene un pH alcalino alto que resulta duro si se usa sobre la piel delicada del rostro. Siempre debes usar un producto de limpieza especial para la piel facial. En vez de gastar dinero para comprar limpiadores comerciales, puedes elaborar uno en tu hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1/8 de taza de almendras
  • Procesadora o molinillo
  • Recipiente
  • 3 cucharadas de leche entera o crema
  • 1/2 cuchara de jugo de limón
  • Agua
  • Toalla
  • 1 cucharada de miel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Limpiador con almendra, leche y jugo de limón (para todos los tipos de piel)

  1. 1

    Tritura 1/8 de taza de almendras en una procesadora o molinillo hasta que luzcan como migajas. Luego colócalas en un pequeño recipiente. La almendras le aportan al producto de limpieza casero una textura áspera que sirve para que frotes la piel.

  2. 2

    Agrega 2 cucharadas de leche entera o crema en la mezcla de almendras. La leche contiene ácido láctico, que produce un efecto exfoliante sobre la piel.

  3. 3

    Exprime el jugo de medio limón y agrega 1 cucharada de ese jugo dentro de la mezcla de almendras. El ácido del limón le otorga brillo a la piel; además ayuda a blanquear las manchas oscuras y contribuye con la pigmentación.

  4. 4

    Humedece tu rostro con agua tibia y aplica la mezcla de almendras. Masajea el limpiador con las puntas de los dedos con movimientos circulares. Comienza a aplicar el producto sobre tu frente y luego en la nariz y las mejillas. Luego masajea el limpiador hacia tus orejas, barbilla y área del cuello.

  5. 5

    Enjuaga el limpiador y seca tu rostro con una toalla limpia.

    Limpiador con leche y miel (para pieles secas)

  1. 1

    Coloca 1 cucharada de miel orgánica dentro de un recipiente apto para microondas. Calienta la miel durante 5 segundos hasta que se torne un poco líquida.

  2. 2

    Mezcla 1 cucharada de leche entera dentro de la miel. Como alternativa puedes usar crema.

  3. 3

    Humedece tu rostro con agua tibia y aplica la mezcla sobre tu piel. Masajea el producto desde la parte superior hasta la parte inferior de tu rostro. La miel permite que tu piel mantenga la humedad mientras la leche realiza la limpieza.

  4. 4

    Enjuaga tu rostro con agua tibia y sécalo con una toalla limpia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles