Cómo elegir una almohada corporal para el embarazo

Escrito por jonita davis | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo elegir una almohada corporal para el embarazo
Una almohada de maternidad puede ayudar a aliviar la tensión en los músculos y dar apoyo a la columna vertebral. (letto image by fotografiche.eu from Fotolia.com)

Ya sea que te encuentres en las primeras etapas de tu embarazo, el usar una almohada corporal puede ser de beneficio para tu comodidad, descanso y salud así como es un accesorio prenatal importante. Los profesionales del cuidado médico recomiendan que una mujer duerma sobre el lado izquierdo con las piernas dobladas para ayudar a incrementar el flujo de oxigeno hacia el bebé, pero muchas encuentran ésta y otras posiciones para dormir como incomodas mientras pasan por su embarazo. Las almohadas para cabeza puede dar apoyo a ciertas áreas del cuello, pero una corporal puede ser más cómoda cuando estás embarazada ya que está diseñada específicamente para eso.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una computadora
  • Conexión a internet
  • Tienda de especializada en artículos para el hogar
  • Tienda especializada en artículos de maternidad
  • Críticas sobre almohadas de maternidad
  • Revistas especializadas del embarazo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina con precisión las áreas que más te estresan. Cada mujer experimenta su embarazo en forma diferente y padece de diversos dolores y malestares. Las almohadas de embarazo están diseñadas específicamente para aliviar todos los diversos tipos de tensión, desde el dolor en la cadera hasta el de columna. Imagina exactamente cuáles son las más fastidiosas y encuentra la almohada diseñada para tus necesidades.

  2. 2

    Entérate de lo que está disponible. Las almohadas corporales de maternidad se encuentran en una variedad de opciones: rellenas de espuma vizcoelástica que se ajustan al contorno de tu cuerpo; pequeñas almohadas hechas para calmar y prevenir problemas específicos de dolor en la espalda, cadera y la parte superior del hombro; en forma de cuña que se pueden deslizar bajo tu vientre en crecimiento y en forma de frijol que se envuelven alrededor de la mitad de tu cuerpo.

  3. 3

    Pide consejo. Es posible que conozcas a alguien que ha estado o está actualmente embarazada. Mientras que tus padres son una gran fuente de información, los adelantos en los accesorios de maternidad han mejorado sumamente durante los últimos años, en tanto que lo mejor es preguntarle a alguien que haya estado en tu situación recientemente. Cada persona ha tenido diferentes problemas cuando pasaron por esto, así que usa su información como una guía de ayuda, pero no pienses que su opinión es definitiva.

  4. 4

    Lee las críticas de productos. Visita algunos sitios web y varias ediciones de revistas especializadas en embarazo, para ver lo que las críticas hechas por usuarios dicen acerca de los productos específicos disponibles. Éstas son las opiniones más honestas y son una grandiosa guía para ayudarte a delimitar tu búsqueda.

  5. 5

    Pruébala para determinar el tamaño adecuado. Una almohada de maternidad se sentirá diferente cuando está sostenida cómodamente contra tu cuerpo que cuando la empujas hacia tí con tu mano. La mayoría de tiendas especializadas en artículos para el hogar y en maternidad te permiten que las toques, las acaricies e inclusive te pruebes sus mercancías, así que no tengas miedo. Ésta será una de las compras más importantes que realizarás durante tu embarazo, así que tómate tu tiempo, prueba algunas de las diferentes opciones y decide cuál es la correcta para ti.

  6. 6

    Prueba una nueva posición. Si estas acostumbrada a dormir sobre tu espalda o de frente entonces pasarás un tiempo díficil tratando de acomodarte al embrollo que se se está formando en tu estómago, pero te puedes acostumbrar a él. Comienza intentando dormirte de lado durante las primeras semanas y meses de tu embarazo, antes de que de realmente se te empiece a notar, para que le tomes ventaja al cambio. Además, debes comenzar a utilizar tu almohada de maternidad antes de que sientas que la necesitas ya que a tu cuerpo le llevará un tiempo para acostumbrarse a este nuevo producto.

  7. 7

    No escatimes costos cuando tu propia comodidad está involucrada. Las almohadas corporales pueden ser relativamente costosas, especialmente cuando llegas a los tipos que proporcionan alivio enfocado a las áreas específicas de mayor problemática. Recuerda que una almohada durable puede ser utilizada otra vez y muchas de maternidad pueden ser utilizadas después del embarazo para propósitos de lactancia y acunamiento de tu nuevo bebé.

Consejos y advertencias

  • No se recomienda que duermas sobre tu espalda, especialmente después del cuarto mes de tu embarazo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles