Cómo elegir una harina baja en carbohidratos

Escrito por s. a. holt | Traducido por ehow contributor

Si estás en una dieta baja en carbohidratos, los granos puede ser un problema. Las harinas convencionales, como la harina de trigo y la de maíz, suelen ser demasiado altas en carbohidratos como para ser permitidas este tipo de dietas, pero eso no significa que no se puede comer pan, galletas o postres horneados.Existen harinas bajas en hidratos de carbono que pueden satisfacer tus ansias de productos de panadería, o incluso se puede utilizar como espesantes en sopas y guisos. Algunos de ellos incluso tienen ventajas, como propiedades reductoras del colesterol o agentes de lucha contra el cáncer, sobre las harinas que acostumbras usar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Aprende sobre las propiedades de la harina baja en carbohidratos. Lo único que tienes que tener en cuenta es que las variedades de harina se comportan de manera diferente dependiendo de su composición química. Algunas no se esponjan, como es el caso de la harina de soja. Otras adquieren un color marrón más rápidamente que la harina que sueles utilizar. Cualquier cambio en las opciones de su harina se requiere un poco de ensayo y error para adaptarlos a las recetas que te gustan. Hay algunas otras ventajas con las harinas bajas en hidratos de carbono. Muchas de ellas son menos procesadas, lo que las hace más altas en fibra y con frecuencia más nutritivas de forma natural.

  2. 2

    Evalua las concentraciones de hidratos de carbono de las harinas especiales que te interesan. El pasillo de harinas de tu supermercado local o mercado de alimentos naturales tendrá un número bajo de este tipo de harina. Las harinas comunes bajas en carbohidratos uncluyen la harina de almendra, la harina de coco, harina de semilla de lino y harina de soja.

  3. 3

    Calcula la reducción de la cantidad total de carbohidratos en la harina en función de su contenido de fibra. Por ejemplo, la harina de coco tiene 16 gramos de carbohidratos por taza, con cerca de 11 gramos procedentes de fibra. Eso hace que el conteo de carbohidratos netos por una taza de harina de coco sea alrededor de 5 hidratos de carbono.

  4. 4

    Considera la salud y los beneficios nutricionales que la harina tiene que ofrecer. La mayoría de harinas especiales tienen múltiples beneficios, así que lee las etiquetas de información nutricional para ver cuál es la que te mayores beneficios te brinda desde una perspectiva de salud.

  5. 5

    Piensa en tus necesidades de harina. ¿Vas a utilizar la harina para panes de levadura horneado o galletas? ¿Quieres una harina que sea un espesante bueno? ¿El recuento de bajos carbohidratos es lo más importante? Entender cuáles son tus necesidades antes de comprar hará más fácil encontrar la harina o mejor para ti.

  6. 6

    Compra harinas especiales en pequeñas cantidades. A menudo, las harinas, como la soja tienen una vida útil más corta que la harina de trigo debido a que contienen menos conservadores.

  7. 7

    Recuerda, el sabor importa. Si no te gusta el sabor, es probable que no importa cuán baja sea en carbohidratos una harina. Si el coco no es de tu agrado, comprarlo en forma de harina y prepararla en forma de gallete no va a cambiar eso.

  8. 8

    Comprnede que para obtener los mejores resultados, puedes tener que combinar diferentes harinas, o usarlos en combinación con la harina de trigo tradicional. Normalmente, la harina de coco o de harina de linaza puede sustituir eficazmente hasta un 25 por ciento de la harina en las recetas para hornear, pero el producto tiende a ser seco y denso. La harina de soja puede reemplazar un 15 por ciento de la harina de trigo en recetas que contienen levadura, y hasta el 25 por ciento de la harina en otras recetas.

Consejos y advertencias

  • Si deseas obtener una harina especial que puede reemplazar completamente la harina de trigo, prueba la harina de almendra. Es baja en hidratos de carbono, y ayuda a reducir el colesterol también.
  • Ajusta la temperatura de cocción para dar cabida a la adición de harinas especiales. Al utilizar harinas especiales, la temperaturas de cocción debe ser reducida de 20 grados o menos. La harina de almendra, la harina de semilla de lino y harina de soja alcanzan un color marrón a temperaturas más bajas que la harina de trigo.
  • Las harinas especiales a menudo tienen granos muy finos y forman enpacados de forma densa. Asegúrate de tamizarlas antes de medirlas.
  • Considera la posibilidad de almacenamiento de harinas especiales en el refrigerador. Algunas harinas especiales, como la harina de soja, están disponibles en variedades de grasa total o parcial, en donde el contenido de grasa del grano se mantiene en la harina. Para extender la vida útil de la harina, mantenla refrigerada.
  • Con frecuencia las harinas especiales absorben más humedad que la harina de trigo, así que lee cuidadosamente las etiquetas de instrucciones especiales sobre cómo adaptar las recetas a productos específicos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media