¿Cómo elegir un suplemento de hierro?

Escrito por lori newell | Traducido por carlos m. báez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo elegir un suplemento de hierro?
Suplementos nutricionales. (Daily Vitamins and Minerals image by LynWatanabe.com from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Perspectiva general

Tu cuerpo necesita hierro para funcionar correctamente. Éste se encuentra en proteínas y enzimas, y ayuda a tu cuerpo a transportar oxígeno. También promueve el crecimiento celular. La concentración más grande de hierro en el cuerpo se encuentra en la hemoglobina, la cual es una proteína presente en las células rojas de la sangre y que transporta oxígeno. Si no recibes suficiente hierro, comenzarás a sentir cansancio y tu inmunidad disminuirá. Esto puede llevar a una condición denominada anemia. Si esto ocurre, tu doctor probablemente te sugerirá un suplemento de hierro.

¿Cómo elegir un suplemento de hierro?
Suplementos con hierro. (pastillas 2 image by Cristina Bedia from Fotolia.com)

Asegúrate de que necesitas un suplemento

Debido a que el hierro se puede acumular en niveles tóxicos si se ingiere en grandes cantidades, consulta antes con tu médico, para asegurarte de necesitar un suplemento. Las personas que tienen tendencia a necesitar suplementos incluyen a las mujeres embarazadas, mujeres adolescentes, vegetarianos, mujeres con sangrado excesivo durante la menstruación, mujeres con control de natalidad y aquellos con enfermedades renales o gastrointestinales que pueden tener dificultades para absorber el hierro apropiadamente. Los suplementos de hierro son frecuentemente recomendados cuando se presentan síntomas como deficiencia de hierro y cuando tus análisis de sangre confirman bajos niveles de hierro.

Busca suplementos con contenido de sulfato ferroso

El hierro puede encontrarse en multivitaminas o venir por separado. Los suplementos de hierro pueden contener, ya sea la forma férrica del hierro o la forma ferrosa. Los suplementos que contienen hierro ferroso son absorbidos mejor por el cuerpo. El hierro ferroso se presenta en tres tipos: sulfato ferroso, fumarato ferroso, y gluconato ferroso. El sulfato ferroso es el tipo que se aconseja elegir. Sin embargo, éste también causa los mayores efectos secundarios gastrointestinales. El fumarato ferroso, y el gluconato ferroso no se absorben tan bien, pero tienden a ser mejor tolerados por el organismo. Las tres formas contienen diferentes cantidades de lo que se denomina hierro elemental, y cada comprimido especifica la cantidad del mismo que tu cuerpo puede absorber. Esta cantidad puede ser diferente a la cantidad total que contiene cada píldora. Una vez que tu médico te haya informado cuánto hierro necesitas, verifica cuidadosamente las etiquetas para asegurarte de estar ingiriendo el tipo que contiene la cantidad indicada de hierro esencial.

Prueba diferentes presentaciones

Los suplementos de hierro pueden venir en comprimidos o en forma líquida, la cual se puede tomar gota por gota. Los comprimidos pueden ser regulares, recubiertos o de liberación prolongada. La forma líquida es buena para aquellos que tienen complicaciones al tragar, así como para los niños. Debido a los efectos secundarios gastrointestinales que aparecen por tomar cápsulas de hierro regularmente, probablemente preferirás optar por las píldoras de acción prolongada. Desafortunadamente, el hierro presente en estas píldoras no se absorbe bien.

Considera los efectos secundarios

Cuando elijas un suplemento de hierro, probablemente necesitarás antes probar diferentes tipos para ver cuál causa la menor cantidad de efectos secundarios. Los suplementos de hierro pueden causar constipación, nausea, vómito y heces oscuras. Es probable que necesites ingerir diferentes presentaciones de suplementos de hierro para saber cuál puedes tolerar mejor. Además, algunos alimentos inhiben la absorción de hierro, así como otros la incrementan. La vitamina C es una de las vitaminas más recomendadas que contribuye a la absorción de hierro. Algunos suplementos de hierro incluyen dicha vitamina.

Evita ingerir demasiado hierro

Es posible ingerir demasiado hierro. Una sobredosis accidental de hierro puede resultar fatal en niños menores de 6 años. Concentraciones elevadas del mismo pueden encontrarse en la sangre y acumularse en el hígado y el corazón. Las enfermedades como el cáncer, cirrosis hepática, enfermedad cardiovascular, hemocromatosis y el daño a los órganos pueden ocurrir por tener mucho hierro en el cuerpo. Las concentraciones elevadas de hierro en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos y tomar parte en el aumento de los niveles de LDL o colesterol "malo". Debido a que tomar suplementos de hierro puede causar síntomas gastrointestinales, es recomendable tomarlos durante las comidas. Además, los suplementos de hierro pueden interactuar con otros medicamentos que estés tomando y disminuir su eficacia. Debes ser especialmente cuidadoso si tomas remedios herbales. A menos que tu médico recomiende los suplementos, la mejor opción sigue siendo obtener la cantidad adecuada de hierro a través de tu dieta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles