Cómo eliminar el cemento en polvo de tu ojo

Escrito por melissa habrat, coa | Traducido por paulo roldan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo eliminar el cemento en polvo de tu ojo
Los ojos son una parte vulnerable del cuerpo y deben protegerse cuando se trabaja alrededor del cemento. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los hombres y mujeres que trabajan en sitios de construcción están expuestos a peligros cotidianos. Esto es especialmente cierto cuando se trabaja con materiales corrosivos como el cemento en polvo. Los ojos son especialmente vulnerables a la exposición a materiales corrosivos, y aunque una lesión ocular puede ser aterradora, una lesión de este tipo debe ser atendida rápidamente. Si las partículas o polvo de cemento entran al ojo, la atención y el tratamiento rápido puede evitar daños o ceguera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Estación de lavado de ojos (si está disponible)
  • Solución salina o agua del grifo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elimina cualquier exceso de partículas de tu cara y lávate las manos.

  2. 2

    Enjuaga el ojo continuamente con agua corriente durante un periodo de 15 a 30 minutos. Esto se puede hacer utilizando una estación de lavado de ojos, si está disponible; una solución salina estéril o agua corriente del grifo. Asegúrate de mantener los ojos tan abiertos como sea posible.

  3. 3

    Llama al número de emergencias de tu localidad o haz que otra persona te lleve al área de emergencias de un hospital o al consultorio de un oftalmólogo.

  4. 4

    Retira los lentes de contacto, si los estás usando, después del primer enjuague. si es muy doloroso, mantén los lentes en el ojo para que un otfalmólogo los retire.

  5. 5

    Enjuaga el ojo hasta que recibas atención médica.

  6. 6

    Sigue todas las instrucciones dadas por el oftalmólogo para el cuidado posterior al tratamiento. El cemento es corrosivo y puede causar daños graves, a veces permanentes, e incluso ceguera si no se trata adecuadamente.

Consejos y advertencias

  • No frotes tus ojos. Frotar el ojo puede agravar cualquier daño causado por el cemento en polvo.
  • No utilices un lavaojos para enjuagarlos. El agua debe fluir continuamente para eliminar las partículas del ojo.
  • Usa siempre gafas protectoras que te queden bien al trabajar cerca del cemento y de otros materiales corrosivos
  • El no acudir con un oftalmólogo después de sufrir una quemadura química ocular por exposición al cemento en polvo podría resultar en daño ocular o ceguera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles