Cómo eliminar pintura de los ladrillos

Escrito por april sanders | Traducido por eliana caruso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo eliminar pintura de los ladrillos
Los ladrillos se pintan por múltiples razones.

Los ladrillos se pintan por múltiples razones. En ocasiones, se pintan para cubrir su mal estado. También es común pintar ladrillos de blanco, especialmente ladrillos de interior, como los de una chimenea o una pared decorativa. Sin embargo, otro tanto de gente prefiere el aspecto del ladrillo natural. Si estás entre estos últimos, y deseas quitar la pintura de tus ladrillos, sigue los pasos que se describen a continuación. Si bien existen maneras más rápidas de retirar pintura de los ladrillos, como el pulido, con este método tendrás menos probabilidad de dañar los ladrillos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Removedor de pintura en pasta o gel
  • Pincel
  • Trozos de tela, cortados en tiras
  • Cepillo de cerda dura
  • Agua fría limpia
  • Agua caliente y jabón
  • Balde
  • Trapo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia la suciedad o telaraña de los ladrillos con agua jabonosa caliente y un cepillo de cerda dura. Luego deja secar por completo.

  2. 2

    Compra un removedor de pintura en gel o en pasta. Sigue las instrucciones del envase para su mezcla. Aplica generosamente sobre los ladrillos con un pincel. Aplica una capa gruesa sobre ellos.

  3. 3

    Coloca trozos de tela sobre el removedor. La pasta se adherirá a la pintura y a la tela. Deja la tela sobre el removedor hasta que la tela se adhiera al removedor por completo. Esto suele demorar cinco minutos aproximadamente. Luego, desprende suavemente la tela del ladrillo. La pintura debería pelarse del ladrillo cuando desprendes la tela.

  4. 4

    Elimina los últimos restos de pintura. Una vez que hayas eliminado la mayor cantidad de pintura posible con tela, vuelve a aplicar el removedor sobre cualquier resto de mancha de pintura. Deja actuar por 10 minutos. Luego, cepilla la pintura y el removedor con el cepillo de cerda dura.

  5. 5

    Enjuaga los ladrillos para retirar todo resto de solución en gel o pasta. Esta vez el procedimiento lo harás con agua fría y sin jabón. Seca con un trapo o deja secar al aire.

Consejos y advertencias

  • No se recomienda el pulido, ya que puede dañar los ladrillos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles