Hogar

Cómo eliminar la rigidez en la parte de las axilas de una camisa

Escrito por louise lawson | Traducido por katherine bastidas
Cómo eliminar la rigidez en la parte de las axilas de una camisa

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

El desodorante mantiene tus axilas secas y oliendo a rosas, pero puede dejar un horrible residuo en las axilas de tus camisas. La acumulación de desodorante no solo es desagradable al tacto, sino que también puede manchar de manera permanentemente la ropa y arruinar tu guardarropa. No dejes de usarlo porque puedes pasar una vergüenza, en lugar de esto, agrega uno o dos pasos extra a tu rutina de lavado para dejar tus camisas con un agradable olor, suaves, limpias y luciendo bien.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vinagre blanco
  • Bicarbonato de sodio
  • Un cepillo para fregar
  • Detergente
  • Suavizante de telas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena el fregadero con agua caliente y sumerge la camisa en él. Agrega 1 taza de vinagre blanco y mueve la camisa para que todas las fibras queden cubiertas con el líquido maloliente. Deja la camisa en remojo mientras te vas a la cama, y enjuágala bien por la mañana. Repite el proceso tanto como sea necesario para que la tela de las axilas quede suave y flexible.

  2. 2

    Vierte un poco de bicarbonato de sodio en un tazón viejo y rocía el agua suficiente como para crear una pasta. Revuélvela hasta que logres la consistencia de la pasta de dientes y aplícala sobre cada una de las axilas de la camisa. Friega con un cepillo para elimina la rigidez, y enjuaga para eliminar cualquier residuo pegajoso de color blanco. Si las axilas todavía se sienten rígidas, vuelve a aplicar la pasta y friega nuevamente, esta vez dejando reposar la pasta durante 24 horas antes de sacar el bicarbonato de sodio.

  3. 3

    Coloca tu lavadora en un ciclo de lavado prolongado y mete la camisa dentro del tambor. Añádele al agua una dosis completa de detergente y cierra la tapa de la lavadora para que se llene. Deja que la máquina agite la camisa, luego apágala y deja la camisa en remojo durante la noche. Vuelve a encender la lavadora y agrega un suavizante de telas durante el ciclo de enjuague. Transfiere la camisa limpia a la secadora, a temperatura baja, para eliminar la rigidez de las axilas de una vez por todas.

Consejos y advertencias

  • Compra un detergente especialmente fabricado para uso deportivo o para ropa que con frecuencia entre en contacto con una fuerte transpiración y con desodorantes. Muchos de estos detergentes se elaboran con productos químicos especiales que sirven para acabar con las axilas apestosas y rígidas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media